El Gobierno apoya a Eulen frente a la huelga de sus trabajadores

Colas para acceder al control de seguridad del Aeropuerto de Barcelona el último fin de semana. EFE-QG

El Gobierno apoya a Eulen frente a la huelga de sus trabajadores

El secretario de Infraestructuras dijo que el reclamo salarial de los empleados de Eulen no se ajusta a la realidad económica del país

Los trabajadores de seguridad de El Prat y Eulen mantienen una nueva ronda de negociaciones para destrabar el conflicto, en la segunda jornada de huelgas parciales en la terminal aeroportuaria. Esta reunión también cuenta con la presencia de los representantes de Aena y allí también asistió el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar.

Este alto funcionario no dudó en ponerse del lado de la empresa, y criticó las exigencias planteadas por los huelguistas, como una suba salarial del 31%. “Los trabajadores deben ser razonables en sus reivindicaciones, que han de ajustarse a la realidad”, y calificó que su propuesta económica “no responde a ninguna realidad" económica y que es "completamente descompasada".

Más dardos de Gómez-Pomar a los trabajadores: afirmó que mantienen una falta de diligencia deliberada, y que recurren “a una utilización malintencionada de las colas" para agravar el conflicto. Este punto coincide con las expresiones de la representante del Comité de Empresa, Genoveva Sierra, a quien en un audio filtrado a la prensa se le escucha decir “sin no hay colas está todo perdido”.

Los huelguistas piden que Aena ponga dinero

La segunda reunión comenzó poco después de las 9.30. El asesor del comité de huelga de los trabajadores de Eulen, Juan Carlos Giménez, ha pedido a Aena que haga "un movimiento" en la negociación para desencallar la protesta laboral en el aeródromo barcelonés.

    Los huelguistas reclaman que Aena ponga dinero para poder cumplir con sus exigencias salariales

Más concretamente, solicitó que el organismo apoye con recursos económicos a destrabar el problema: "Eulen no podrá dar lo que pedimos ni el dinero que pedimos porque la licitación es a la baja, así que es Aena quien puede solucionarlo poniendo más dinero”, dijo.

Menos colas y pasajeros madrugadores

Las colas en la segunda jornada de huelgas parciales llegaron hasta los 40 minutos de demora. Uno de los problemas que ocurrió es que numerosos pasajeros arribaron a la terminal con hasta seis horas de anticipación, cuando todavía la facturación estaba cerrada al público.

Esto produjo un cuello de botella no en los controles de seguridad, sino en los mostradores de facturación. Fuera de los horarios de la huelga, las demoras se redujeron a unos 20 minutos en la mañana del domingo. "Los pasajeros llegan al aeropuerto con muchísimas horas de tiempo, y tenemos que insistir en que no vengan tan pronto", ha señalado a Efe un portavoz de Aena.

Colau también exige una solución

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha instado al Gobierno y a la Generalitat a convocar una comisión de seguimiento entre todas las administraciones si se prolonga la situación de huelga en el aeropuerto de El Prat, sobre la que, ha dicho, "lamentablemente el Ayuntamiento no tiene competencias".

"Un aeropuerto que quiere estar conectado con el mundo no puede encontrarse permanentemente afectado por problemas de diferente tipo, como los que se han venido produciendo en los últimos meses y que han producido disfunciones para sus usuarios", considera la alcaldesa en una misiva enviada al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y al consejero de Territorio, Josep Rull.