Fomento puede aplicar una nueva sanción millonaria a Ryanair

Entre ambos expedientes elevados por la AESA Ryanair pueden llegar a pagar nueve millones de euros. EFE-SL

Fomento puede aplicar una nueva sanción millonaria a Ryanair

La aerolínea irlandesa puede afrontar otra multa de 4,5 millones por la nueva ola de cancelaciones

Ryanair podría tener que pagar hasta nueve millones de euros por las cancelaciones de sus vuelos. La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha abierto un nuevo expediente informativo a la compañía aérea irlandesa, que puede implicar sanciones de 4,5 millones de euros.

Este monto se suma al expediente que ya fue abierto hace dos semanas y que, en caso de que AESA considere que Ryanair merece la máxima sanción, puede alcanzar a los 4,5 millones. Entre uno y otro proceso, se llega a la millonaria multa.

Ryanair informó este miércoles de que extendía la cancelación de vuelos a su calendario de invierno, entre el próximo 17 de noviembre y el 18 de marzo de 2018, que afectará a 400.000 clientes. La empresa retirará de circulación 25 aeronaves hasta diciembre y otras 10 hasta marzo. El argumento de la empresa es que así se pueden reorganizar mejor los turnos de vacaciones y evitar que haya más suspensiones que las programadas.

España solicitará una revisión del reglamento europeo de transporte de pasajeros, para que se incluyan como infracción sancionable las cancelaciones masivas de vuelos si son por causas imputables a las compañías aéreas, más allá de que tienen la obligación de cumplir con la normativa de derechos de los pasajeros.

S&P mantiene la calificación de Ryanair

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha confirmado el rating 'BBB+' de Ryanair y mantiene su perspectiva 'estable', a pesar de los problemas de la aerolínea.

Creemos que la fuerza financiera de Ryanair es suficiente para hacer frente a los retos operacionales que han surgido tras una asignación excesiva de licencias anuales a los pilotos”, justificaron en la agencia.

S&P cree que a pesar del perjuicio económico que implican las cancelaciones –las primeras suspensiones implicaron un perjuicio de 25 millones de euros- Ryanair podrá resolver su operatividad y “podrá mantener su sólido balance”. Además consideraron que la compañía dirigida por Michael O'Leary está respaldada por "una excelente posición competitiva", que no creen que vaya a sufrir cambios y que cuenta con una "fuerte rentabilidad".