Hidalgo insiste con las promociones que lo llevaron al juzgado

Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, en una imagen de archivo. | EFE

Hidalgo insiste con las promociones que lo llevaron al juzgado

Air Europa, la aerolínea del grupo Globalia, ofrecerá vuelos entre las Islas Canarias a nueve euros por trayecto

Air Europa comenzará a volar entre las Islas Canarias a partir del 30 de octubre con conexiones entre Gran Canaria y Tenerife Norte, Fuerteventura y Lanzarote. En total habrá 25 vuelos diarios que serán operados por la filial Air Europa Express, con dos ATR 72-500.

Los residentes en Canarias podrán acceder a billetes a un coste desde nueve euros por trayecto, gracias a las subvenciones otorgadas por el ministerio de Fomento. Esta tarifa ya está disponible comprando tramos de ida y vuelta con tasas incluidas.

Las rutas fijadas aumentarán sus frecuencias en una segunda fase, y se incorporarán vuelos entre Tenerife Norte y La Palma. En una tercera fase, prevista para octubre de 2018, Air Europa proyecta abrir nuevas rutas que unirán a Tenerife Norte con Fuerteventura, Lanzarote y El Hierro.

Un escándalo de 22 millones de euros

Esta aerolínea pertenece al grupo Globalia, presidida por Juan José Hidalgo. El empresario se salvó de la cárcel por un caso de fraude en la venta de billetes aéreos, que eran subvencionados por el Gobierno español. Tras una negociación con la Abogacía del Estado, Hidalgo depositó 29 millones de euros en el juzgado y reconoció las acusaciones de la Fiscalía.

El Ministerio Público había calculado que el grupo Globalia había cometido fraude por 22 millones de euros, aunque la denuncia de la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV), que había promovido la investigación, había cifrado el quebranto en 100 millones de euros.

El detonante fue una promoción de Air Europa para volar desde Canarias a destinos peninsulares pagando sólo 15 euros de cargos de emisión. El beneficio para Globalia llegaba a la hora de liquidar con el ministerio la correspondiente subvención del 50% en los boletos para los residentes en las islas. En lugar de reclamar 7,5 euros, Globalia emitía los pasajes al coste original de 604 euros, por lo que el reembolso superaba los 300 euros.