Huelga contra Bartomeu en el aeropuerto de El Prat

El presidente del FC Barcelona y Adelte, Josep Maria Bartomeu. | EFE

Huelga contra Bartomeu en el aeropuerto de El Prat

Los 70 trabajadores de Adelte protestan contra las condiciones salariales que pretende aplicarles la empresa

Carles Huguet

BARCELONA

31/05/2017 - 07:00h

Al presidente del FC Barcelona se le amontonan los conflictos. Si Josep Maria Bartomeu no tuviera suficiente con los líos judiciales en los que se encuentra inmersa la entidad deportiva, el ejecutivo se encuentra ahora con una huelga de la plantilla de Adelte, la compañía de servicios aeroportuarios que tiene adjudicada la gestión de los portaequipajes en el Aeropuerto de El Prat.

Según explica un portavoz de los trabajadores, aproximadamente unos 70, la empresa se hizo con la adjudicación por un valor fuera de mercado, y ahora quiere repercutirlo en los salarios de los empleados. Efectivamente, el servicio de “suministro, mantenimiento y gestión de los carros” salió a concurso por 3,95 millones de euros y acabó adjudicado por 3,72 millones, explican desde Aena, el gestor aeroportuario.

La adjudicación comenzó el pasado noviembre y tiene vigencia durante dos años. Seis meses después, la compañía “se ha dado cuenta de que no le salen los números”, denuncian desde la UGT. Cuando ha sido el momento de renegociar el convenio colectivo, la tensa cuerda se ha roto. Los empleados solicitan una subida salarial un 1,5% superior al IPC, un crecimiento del que Adelte no quiere oír ni hablar.

Con salarios que rondan los 800 euros y en su mayoría de nacionalidad pakistaní, los trabajadores comenzaron el lunes una huelga de dos días. Ante la buena acogida, el sindicato ya plantea extender los paros durante tres jornadas consecutivas a finales de junio, en plena operación salida. La respuesta de Aena ante la protesta fue la de esconder los carros.

La mecha prende ahora debido a que la plantilla ya visto recortadas sus condiciones en los últimos años. La anterior adjudicación estaba en manos de una Unión Temporal de Empresas, de la que formaba parte la sociedad de Bartomeu, y que despidió a una decena de personas con la excusa de automatizar el servicio, algo que no ha sucedido finalmente. Sin embargo, no se han suplido las bajas.

A pesar de la distancia entre la compañía  y los trabajadores en la mesa de negociación, la dirección no ha esgrimido problemas económicos. No obstante, varias de las filiales del grupo presentan resultados negativos a lo largo del ejercicio 2015, el último con las cuentas disponibles. Es el caso de Equipo Facility Services, con unos números rojos de 500.000 euros, y EFS Mantres, con pérdidas de 817.000 euros.

La mayor parte del negocio aeroportuario de Josep Maria Bartomeu procede de la fabricación de puentes de embarque, popularmente conocidos como fingers. La otra rama de sus intereses responden a la prestación de servicios como el mantenimiento, limpieza, atención al público y gestión de equipajes.