IAG presenta beneficios de 554 millones, pero teme los efectos del brexit

IAG presenta beneficios de 554 millones, pero teme los efectos del brexit

El holding aéreo gana un 67% más en el primer semestre, pero la segunda parte del año se presenta complicada por la depreciación de la libra

Equipo Cerodosbé

Barcelona

29/07/2016 - 10:09h

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh

Pese a que el “brexit” le ha significado una pérdida del 26,86% en los títulos de IAG, su llegada fue pocos días antes del cierre del primer semestre; por ello el referéndum británico no impactó en los números de la compañía aérea, y ha podido presentar un beneficio neto de 554 millones de euros, casi un 67% más que el mismo período del año pasado.

IAG es la fusión de Iberia, British Airways, Aer Lingus y Vueling. De estas empresas, la que mejor resultados obtuvo es British, con beneficios por 631 millones, seguida por Aer Lingus con 42 millones. Pero las aerolíneas españolas no tuvieron tan buen final de semestre: Iberia perdió 6 milllones (tres veces menos que el semestre pasado) pero Vueling multiplicó sus pérdidas por diez, y logró un resultado negativo de 54 millones. 

Uno de los puntos que potenció estos resultados ha sido la reestructuración de la aerolínea española, “que continúa teniendo un impacto positivo en las cuentas de la empresa”, informaron. En total, la cifra del negocio en el primer semestre alcanzó los 10.786 millones de euros, una mejora del 4,1% respecto a los seis primeros meses del 2015.

Pero el panorama tras el “brexit” se presenta con nubarrones en el segundo semestre: la compañía asegura que han tenido un entorno operativo más débil en las ventas realizadas en el Reino Unido (que representa un tercio de los ingresos totales), y la debilidad de la libra esterlina reducirá los resultados de la segunda mitad del año, que además es el período más rentable del ejercicio fiscal.

Las incidencias, como las que ha sufrido Vueling hace casi un mes, también han impactan en los números. Entre los atentados terroristas, las alteraciones por el mal tiempo y las huelgas de los controladores aéreos, se han cancelado más de mil vuelos de la compañía, que implican unos costes de 80 millones de euros.

Para que el segundo semestre no pille con números rojos, IAG dice que seguirá reforzando su política de reducción de costes, que apuntan a “tener un efecto beneficioso” sobre los resultados de 2017.