Iberia aterriza en Johannesburgo con el cliente business como puntal

El embajador de Sudáfrica, Lulama Smuts, el director comercial de Iberia, Marco Sansavini, y el director adjunto de Barajas, Amador Cea. ED/IGV

Iberia aterriza en Johannesburgo con el cliente business como puntal

Alcanza un acuerdo con Comair que amplía el mapa de rutas a seis destinos más mediante conexión directa desde la mayor ciudad de Sudáfrica. El vuelo inaugural colgó el cartel de ‘completo’

Ismael Garcia Villarejo

Johannesburgo, Sudáfrica

02/08/2016 - 13:47h

Iberia aterrizó este martes en Johannesburgo sin una butaca disponible. El Airbus A330-300 que operó la primera frecuencia, el EC-MAA ‘Río de Janeiro’, registró una ocupación que rozó el 100% en sus dos cabinas –business y turista–. De este modo, la única ruta directa entre España y Sudáfrica debutó con prácticamente los 278 asientos de capacidad total ocupados.

Desde el Aeropuerto Madrid-Barajas, las salidas se organizan los lunes, jueves y viernes. En sentido contrario, los despegues son los martes, viernes y sábados. El embajador de Sudáfrica en España, Lulama Smuts, cortó, con directivos de la aerolínea y de Aena, la cinta inaugural.

Los billetes, que parten de un precio de 668 euros, se pusieron a la venta en enero. Tuvieron, por tanto, mayor trayectoria comercial que los dispuestos para el primer servicio a Shanghái (China) –la otra gran apuesta del verano–, cuyas operaciones, inicialmente previstas para el próximo año, fueron avanzadas al 28 de junio.

Durante el vuelo inaugural a Johannesburgo, Iberia anunció que alcanzó un acuerdo con Comair para alimentar el sentido Johannesburgo-Madrid y para facilitar más destinos, mediante escala, a los pasajeros que vuelan desde España. De este modo, se pueden alcanzar Ciudad del Cabo, Port Elizabeth y Durban en Sudáfrica; Windhoek en Namibia; y Victoria Falls y Harare en Zimbawe.

Comair es filial de British Airways, compañía fundadora con Iberia de International Airlines Group (IAG). La rentabilidad económica del nuevo servicio descansará en el cliente ejecutivo, según fuentes de Iberia. Por esta razón, se usan los A330-300. Estos aparatos tienen más butacas en clase business (36) que los recién estrenados Airbus A330-200 (con una configuración que da más presencia a la cabina de turista: sólo tiene 19 butacas ejecutivas).

El director comercial de la compañía de Barajas, Marco Sansavini, cifró en 12.000 profesionales la comunidad española de empresarios en Johnnesburgo. Buena parte de ellos están en nómina de las energéticas. Además, defiende que Iberia es desde ahora la mejor opción para volar hacia Portugal e Italia, que carecen de conexión directa. No son los únicos países europeos que se benefician de la nueva ruta. "Bélgica aporta el tercer mayor flujo en conexión a los nuevos vuelos".

Unos 12.000 empresarios españoles trabajan en Johannesburgo

La clase business de Iberia, elegida por los lectores de Cerodosbé como la mejor opción para volar desde España a los Estados Unidos y América Latina, dispone de asientos que se convierten en camas de dos metros, wifi a bordo, y una pantalla de 15 pulgadas.

Los primeros clientes ejecutivos a Johannesburgo tomaron de entrante para cenar gazpacho con huevo, ensalada de brotes frescos, salmón ahumado con remolacha y quinoa negra, queso servilleta con membrillo y uva, y un plato principal a elegir entre pechuga de pollo con verduritas salteadas, rodaballo con salsa de pescado y espinaca fresca, o ravioli relleno de queso ricotta con salsa de tomate y pesto.

Para el desayuno se sirvió tortilla francesa, lomo de cerdo asado y fiambre de pavo, tostadas, zumos, fruta fresca, yogur, croissant y café. El vuelo partió puntual desde Barajas a las 23:45 horas del lunes y tomó tierra diez horas después, según la programación prevista, en Johannesburgo. Iberia ahora sólo tiene pendiente este año posar sus trenes de aterrizaje en Japón.

En octubre inaugurará los vuelos directos a Tokio. Habrá culminado, en ese momento, un ejercicio en el que, no sólo ha recuperado todas las rutas que cerró en 2013 para superar la crisis empresarial en la que estaba sumergida, sino que habrá abierto mercado en Asia.