Iberia despeja la incógnita del nuevo puente aéreo

Un avión A320 de Iberia.

Iberia despeja la incógnita del nuevo puente aéreo

El nuevo puente aéreo tendrá diez frecuencias más gracias a Vueling y permitirá reservar el horario de salida antes de llegar al aeropuerto

Equipo Cerodosbé

MADRID

10/02/2017 - 14:37h

El próximo mes de julio, el puente aéreo se magnifica. La línea aérea que conecta Madrid y Barcelona pasará de las 16 frecuencias actuales a 26 gracias a Vueling, que sumará 10 nuevas frecuencias a la operativa de Iberia. Además la conexión permitirá reservar el horario de salida antes de llegar al aeropuerto.

"Hemos querido potenciar el valor que damos a los clientes", explica Luis Gallego, presidente de Iberia. De este modo, el servicio se mantendrá enfocado en cuatro grandes atributos: llegar y volar, espacios exclusivos, servicios y frecuencias. "Estos puntos se mantienen y se potencian", asegura el directivo. 

El nuevo puente aéreo contará con despegues cada 15 minutos en hora punta y un vuelo cada hora durante el resto de la jornada. Además, programará salidas a las 6:30 de la mañana, tanto desde Madrid como Barcelona, que aterrizarán en su destino antes de la llegada del primer AVE. El precio partirá desde los 38 euros por trayecto.

La contribución de Vueling no se limitará a aumentar el número de frecuencias. La aerolínea de bajo coste destinará aviones exclusivamente a la conexión y trasladará la operativa específica a la zona del puente aéreo. Un movimiento para elevar la cuota de mercado entre ambas ciudades --del 38% actualmente--, pese a no desvelar en qué medida.

Como ya explicó Cerodosbé, el servicio dio indicios de una mejoría a lo largo de 2016. Hasta el mes de diciembre, 1,09 millones de personas habían tomado uno de los 16 vuelos diarios entre capitales. La cifra ya era superior al total de pasajeros registrados en 2015 (1,07 millones) y 2014 (993.000 personas). 

Además, Iberia ha acrecentado el dominio en una ruta que también operan Air Europa y Vueling -que ahora pasará a hacerlo de forma conjunta-. La filial de IAG superó al fin el umbral del 50% de viajeros transportados (50,98%). En 2015 se había quedado en un 48,8% de los 2,19 millones de personas que volaron entre Madrid y Barcelona y en 2014 se conformó con un 46,1% de los 2,15 millones de usuarios.