Inventan el sistema para reclinar el asiento del avión sin molestar a nadie

La nueva clase Premium Economy de Qantas.

Inventan el sistema para reclinar el asiento del avión sin molestar a nadie

La australiana Qantas revoluciona la clase Premium Economy con butacas deslizables

Cerodosbé .

BARCELONA

02/03/2017 - 13:36h

Todos lo hemos sufrido a bordo de un avión: sentarte en tu butaca y notar como tu espacio se reduce drásticamente. Tras unos segundos de desconcierto, te das cuenta, el pasajero de delante ha decidido reclinar su asiento sin tener en cuenta las molestias generadas. Para acabar con esto, la aerolínea australiana Qantas presenta una poltrona revolucionaria, que se desliza sobre sí misma para evitar conflictos con el resto de viajeros.

La innovación sólo está disponible en la nueva clase Premium Economy, ligeramente más cara que la clase turista habitual. De este modo, las nuevas plazas debutarán en octubre en los nuevos Boeing 787-9 Dreamliner que la compañía ha empezado a recibir.

El asiento replica el movimiento de una cuna gracias a los 96 centímetros de distancia con la butaca delantera. Así, el pasajero puede escoger recortar el espacio disponible para las piernas sin tener la sensación de volar encajado como en una aerolínea de bajo coste. Además, el viajero también podrá disfrutar de un reposapiés, servicio habitual en la clase Business.

Pero el respeto hacia el pasajero de detrás no es el único argumento para pagar un poco más a la hora de volar con Qantas. La flamante Premium Economy cuenta con cinco espacios de almacenamiento, dos puertos USB, una conexión eléctrica y una luz LED personal.

Para el descanso, los asientos disponen de almohadillas ergonómicas y su diseño garantiza privacidad a los pasajeros. Además, dispone de pantallas de alta definición un 25% más grandes que las actuales.

 

Qantas Premium Economy.
Qantas Premium Economy 2.