La asamblea de Air Europa apunta a una nueva huelga

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, en su despacho. EFE

La asamblea de Air Europa apunta a una nueva huelga

Más de 100 pilotos se reúnen en Madrid con la convocatoria de paros por los incumplimientos del convenio colectivo

Carles Huguet

04/07/2016 - 21:30h

Hasta el momento, el de 2016 es el verano de Vueling. La low-cost del Grupo IAG -que la engloba junto con Iberia, British Airways y Aer Lingus- suma retrasos y cancelaciones a diario. Sin embargo, los problemas pueden tomar el puente aéreo y dirigirse a Madrid, concretamente al despacho de Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, al que los pilotos de Air Europa preparan una huelga en plena temporada alta.

Los comandantes de la aerolínea han celebrado este lunes una asamblea en el Hotel Meliá Barajas entre un ambiente de "crispación" en plenas negociaciones por el cuarto convenio colectivo y el lanzamiento de Air Europa Express, una filial de bajo coste que amenaza con contratar personal por debajo del actual acuerdo, algo prohibido en el texto aprobado.

Según uno de los asistentes, "más de 100 pilotos" se han acercado al encuentro de los 435 que tiene la compañía. En el acto, todas las voces han cargado en la misma dirección: La huelga. Sometida a votación, los resultados se conocerán el próximo jueves 7 de junio. "A partir de entonces, se notificará de la convocatoria del paro con 15 días de antelación", señalan fuentes del comité de empresa. La protesta, se aplicaría a toda la plantilla.

El detonante de la crisis entre la dirección y el personal ha sido la creación de una filial de bajo coste, que "podría abrir la puerta a deslocalizar personal a condiciones inferiores de las actuales", explican los trabajadores

Consultado por Cerodosbé el sindicato mayoritario, el Sepla, ha destacado que el cónclave ha sido solicitado por los pilotos y no por la sección sindical. En ella, la organización ha defendido que el paro debe ser la última pero que el ambiente "lleva muy crispado desde hace cuatro años", con incumplimientos constantes del convenio colectivo. "Nosotros hemos judicializado todo el proceso", ha recordado una portavoz.

El detonante de la crisis entre la dirección y el personal ha sido la creación de una filial de bajo coste, que "podría abrir la puerta a deslocalizar personal a condiciones inferiores de las actuales", explican los trabajadores. Creada sobre la aerolínea chárter Aeronova, cuenta, por el momento, con 11 aviones Embraer 195 traspasados desde Air Europa. La intención es ampliar la flota con naves fabricadas por ATR.

 "Sin embargo, en el futuro, los Boeing 737 son los siguientes que podrían pasar a esta filial, y eso conllevaría un ERE para nuestro colectivo", denunciaban en su momento los comandantes. Álvaro Middelmann, adjunto a la presidencia de Globalia, rebatió en una entrevista a Cinco Días el trasvase y sostuvo que "la nueva aerolínea será un operador puro con personal propio"

De ver finalmente la luz, Air Europa seguiría los pasos de Iberia, que con Iberia Express también creó una filial para los vuelos de corto radio con una estructura de costes inferior

Las palabras del directivo obviaron que ya los primeros tripulantes de cabina llegan tras desvincularse de la matriz cambio de pasar de un contrato fijo discontinuo de 101 días anuales- a un contrato indefinido con dos meses de prueba. La selección de personal, además, ha generado mucho ruido después de que el sindicato USO denunciara que se cobraba 60 euros a los candidatos por cada entrevista de trabajo. 

De ver finalmente la luz, Air Europa seguiría los pasos de Iberia, que con Iberia Express también creó una filial para los vuelos de corto radio con una estructura de costes inferior. Una medida para ahorrar costes y poder competir frente a las compañías low-cost.