La libra y los extraordinarios se comen el récord de IAG

Un Airbus A319 de Iberia y un Airbus A320 de Vueling.

La libra y los extraordinarios se comen el récord de IAG

La aerolínea registra un trimestre récord con un beneficio operativo de 170 millones, segado por los tipos de cambio y las partidas extraordinarias

Carles Huguet

BARCELONA

05/05/2017 - 11:23h

El comienzo de 2017 le ha sentado bien al dueño de Iberia y Vueling. International Airlines Group –que también engloba a British Airways y Aer Lingus— cierra el primer trimestre del año con una subida del 10% del beneficio operativo hasta los 170 millones de euros. Una cifra récord lastrada por el impacto del tipo de cambio de la libra –32 millones-- y los ingresos y gastos excepcionales.

Entre las partidas alejadas de la actividad común destaca un gasto de 19 millones de euros para la reestructuración que acomete British Airways: potenciar el servicio para el cliente de primera clase y rebajar el de la clase turista. Además, la inyección extraordinaria se ha quedado en 42 millones frente a los 93 del mismo periodo del año anterior. De este modo, el balance final reduce los números negros un 74%, sólo 27 millones de euros.

El trimestre más duro tradicionalmente para las compañías aéreas se ha visto afectado este ejercicio por la tardía semana Santa, situada en abril. Por ello, los ingresos han caído un 2,8% hasta los 4,934 millones de euros impulsados por el descenso de la venta de billetes. El calendario y las ofertas para promocionar nuevos destinos han reducido el ingreso por pasajero un 3,1%, un golpe que también sufrió Norwegian Air.

A estas cifras, las dos aerolíneas españolas han tenido una contribución desigual. Mientras el margen operativo de Iberia ha sido del 1,2% negativo --con un crecimiento positivo de casi cuatro puntos-- el de Vueling se ha debilitado en 4,8 puntos hasta el 11%.

Por compañías, British Airways todavía aporta el 65% del negocio. Segunda es Iberia con un 19%, tercera Vueling con el 10% y última Aer Lingus con el 6%.

Para el próximo trimestre, las colas rojas auguran un crecimiento de capacidad del 6% con el estreno de las rutas a Shanghái y Tokio que liderarán la expansión asiática de IAG. Más timoratas serán las libreas amarillas con una subida del 2,1% impulsada por la conectividad interna y el aumento de frecuencias en vuelos ya operados.

Los siguientes tres meses también vivirán el despegue de Level, la compañía de largo radio y bajo coste del grupo basada en Barcelona. "Las ventas están superando ampliamente las previsiones", celebra Willie Walsh, consejero delegado de la sociedad. No obstante, él mismo reconoció a Cerodosbé que en sus primeros años, la filial exprimiría los recursos de la alianza. 

Pese a ello, el ejecutivo irlandés prevé mejorar el beneficio operativo del año anterior a lo largo de todo el ejercicio "si el precio del combustible y los tipos de cambio se mantienen". Tras el anuncio, los inversores parecen haberse quedado con la cara amable de la moneda y el valor crece a un ritmo superior al 4% tanto en la bolsa de Madrid como en la de Londres.