La sinceridad de Lufthansa con el terrorismo hunde al sector en bolsa

Aviones de Lufthansa en el Aeropuerto Internacional de Dusseldorf (Alemania)  / EFE

La sinceridad de Lufthansa con el terrorismo hunde al sector en bolsa

La compañía alemana reconoce que perderá hasta un 9% de beneficios, y cae en el mercado de Frankfurt. La onda expansiva llega a otras aerolíneas en diferentes bolsas europeas

Equipo Cerodosbé

Barcelona

21/07/2016 - 12:35h

Lufthansa se desploma en bolsa tras reconocer que el terrorismo ha impactado negativamente en los resultados de la empresa. En un comunicado, la aerolínea alemana dijo que esperan una reducción del beneficio del 8 al 9% debido a las numerosas cancelaciones de pasajeros, debido a “los ataques terroristas en Europa y a la mayor incertidumbre política y económica” desde la última previsión de marzo.

La reacción en las bolsas no se hizo esperar: Lufthansa pierde un 7,10 % hacia el mediodía en la bolsa de Frankfurt, y sus títulos se vendían a 10,27 euros. Y como una onda expansiva, contagia la salud financiera de otras aerolíneas:  Air France-KLM desciende un 4,70% en el mercado de Paris, IAG (la fusión de British Airways con Iberia, Vueling y Air Lingus) baja el 4,09% en Londres y el 3,73% en el IBEX 35, mientras que EasyJet cae un 6,65% en la bolsa londinense y Ryanair un 4,51% en Dublín.

En el primer semestre, Lufthansa había alcanzado un beneficio operativo de 529 millones de euros, un 13% más que el mismo período del 2015, gracias al descenso del precio del petróleo y otras reducciones de gastos. Incluso había logrado reducir su endeudamiento de 3.300 millones a 2.500 millones a finales del año pasado, pero los golpes del terrorismo han obligado a revisar sus números a la baja.

El “brexit” sigue golpeando a EasyJet

En cuanto a EasyJet, ha tenido un trimestre agridulce. En un comunicado exhibió un crecimiento del 5,8% en el transporte de pasajeros entre abril y junio, pero también cayeron sus ingresos un 2,6% (por 1.338 millones de euros). Las caídas en las reservas, para la aerolínea de bajo coste, se deben al “brexit” y más recientemente, los atentados en Niza y la crisis política en Turquía, un destino donde EasyJet tiene una fuerte presencia desde Gran Bretaña y otros países europeos.

Además, según la consejera delegada de la aerolínea, Carolyn McCall, el segundo trimestre fue un período de otros impactos negativos, como la tragedia de EgyptAir y las huelgas de controladores aéreos de Francia que han cancelado numerosos vuelos.

El “brexit” sigue siendo la pesadilla de IAG, ya que desde el referéndum para que Gran Bretaña salga de la Unión Europea las acciones de esta empresa han caído un 28%.