La última guerra entre aerolíneas se desata en Canarias

Un avión de Iberia Express. | EUROPA PRESS

La última guerra entre aerolíneas se desata en Canarias

Iberia Express se suma al resto de compañías y empieza a cobrar un sobrecoste por las maletas facturadas

Carles Huguet

BARCELONA

28/09/2016 - 09:00h

Los cielos del archipiélago canario se han convertido en un auténtico campo de batalla desde el aterrizaje de Norwegian. La entrada de un nuevo competidor en los vuelos domésticos ha obligado a Ryanair, Vueling e Iberia Express a recortar las tarifas hasta límites insospechados y, de realizar una búsqueda mínimamente detallada, se pueden encontrar trayectos por menos de 10 euros. La rentabilidad pende de un hilo. Por ello, la filial de bajo coste de Iberia se ha visto obligada a empezar a cobrar por la primera maleta facturada, una decisión que ha llegado envuelta de críticas -tanto de los usuarios como del resto de compañías-.

La low-cost anunció el pasado viernes que, si bien rebajaría sus el coste de sus conexiones alrededor de un 25%, cargaría 7,5 euros a los residentes y 15 euros a los viajeros peninsulares por facturar. Una medida que se anunció como la más barata "de todo el mercado". Hasta aquí todo normal, de no ser porque el galardón resulta ser falso. Norwegian ha reaccionado y, en declaraciones a Cerodosbé, advierten de que el coste del servicio en sus rutas con las islas es de 6 euros para los residentes y 12 para el resto de usuarios. Sensiblemente inferior.

Contactadas por este medio, fuentes de Iberia Express han reconocido el error y conceden el honor de ser la firma más económica a la aerolínea nórdica. Pese a la disculpa, el comunicado se mantiene en su página web con los datos incorrectos cuatro días después de lanzarse.

Si bien no compite en la misma liga que las cuatro low-cost, en lo que va de año Air Europa reina en las islas canarias 

Mientras, las otras compañías ya incluyeron el sobrecoste en sus vuelos hace años, por lo que ven el recargo de la Express como una oportunidad para volver a morder cuota de mercado. La que se desmarca con precios más bajos -o eso ha podido comprobar Cerodosbé- es Ryanair, que llega a promocionar gangas de hasta 6 euros. Por contra, su política de bultos se eleva hasta los 16 euros -8 para residentes- por facturar una maleta.

La cuarta pieza del rompecabezas del bajo coste en el archipiélago es Vueling. La filial del Grupo IAG -que también engloba Iberia, British Airways y Aer Lingus- presenta una separacón de clases diferente. No grava de forma diferenciada el equipaje, sino que obliga a contratar la tarifa óptima a la hora de comprar el vuelo. El coste es aproximadamente un 20% superior al importe básico, pero también incluye la posibilidad de seleccionar el asiento que elija el cliente.

Si bien no compite en la misma liga que las cuatro low-cost, en lo que va de año Air Europa reina en las islas canarias -por detrás de Binter, que también opera vuelos interinsulares-, con 555.000 pasajeros en Tenerife Norte y 367.000 en Gran CanariaDespués de la sociedad presidida por Juan José Hidalgo aparecen Ryanair -120.000 y 837.000-, Iberia Express -346.000 y 458.000-, Vueling -336.000 y 421.000- y Norwegian -137.000 y 428.000-.