Las azafatas de Alitalia estrenan uniformes con polémica

Nuevos uniformes de Alitalia

Las azafatas de Alitalia estrenan uniformes con polémica

La aerolínea está satisfecha con la nueva vestimenta de su tripulación, pero desde algunos sindicatos afirman que no cumple los requisitos de la IATA y que ofrece una imagen frívola de estas profesionales

Sonsoles Vázquez

Madrid

14/06/2016 - 10:00h

Alitalia ha mejorado mucho en los 18 meses transcurridos desde la puesta en marcha de su plan reestructuración, el pasado 1 de enero de 2015, tras una recapitalización de 1.760 millones de euros. Desde entonces, ha cancelado su deuda histórica y ha recibido una inversión de 560 millones de euros por parte de Etihad Airways, principal accionista de la italiana con el 51%.

La nueva Alitalia

La imagen que ahora quiere dar es la de un nuevo dinamismo después de su privatización en 2008, con una reducción de 381 millones de euros de pérdidas, 3.300 millones de beneficios totales y 22,1 millones de pasajeros transportados en 2015.

Con estos buenos datos debajo del ala, el mes pasado, Alitalia lanzó una campaña global para presentar su nueva imagen de marca –la primera desde hace siete años-, que incluye mejoras y actualizaciones en su flota, servicios a bordo y en tierra, y uniformes. Para su presidente, Luca Cordero di Montezemolo, “todo va encaminado a un nuevo y fuerte enfoque comercial, basado en la hospitalidad italiana”.

¿El tejido es Inflamable?

Después de veinte años sin cambiar de uniforme, la nueva colección ha sido creada por el modisto italiano Ettore Bilotta en su taller de Milán, que ha contado con la colaboración de un equipo de 500 personas.

El encargo de Alitalia fue claro: “Presentar una Italia símbolo de la elegancia, la hospitalidad, la cultura y el arte, reconocible en todo el mundo”. Para ello, Bilotta se centró en el rojo y verde de la bandera italiana, adaptándolos al glamour de la moda italiana de los años 50 y 60, y recurriendo a telas de la Toscana, sedas de Como, guantes de piel de Nápoles o zapatos de la región del Marche. 

Sin embargo, varios representantes sindicales de la empresa se han manifestado recientemente en el aeropuerto romano de Fiumicino porque aseguran que la nueva vestimenta no cumple las normas de la IATA (Asociación Internacional del Transporte Aéreo). Según afirman -sin haber presentado pruebas, ni haberlo denunciado de manera oficial-, los uniformes tienen un 70% de tejido acrílico, que es altamente inflamable en caso de incendio.

La respuesta de Alitalia

La aerolínea italiana ha respondido a las acusaciones con un primer argumento: “los tejidos llevan una mezcla de 96% de lana fina italiana y un 4% de elastano, que se ha utilizado para una mayor comodidad y funcionalidad. Las afirmaciones de estos sindicatos sobre el riesgo de inflamabilidad de los nuevos uniformes son graves, no están apoyadas por ninguna prueba científica y carecen totalmente de fundamento".

Asimismo, según asegura un portavoz de Alitalia a Cerodosbé, “los uniformes pasaron todas las pruebas de seguridad y cumplen plenamente con todas las normas de seguridad nacionales e internacionales. La empresa se reserva el derecho de emprender acciones legales contra aquéllos que continúen acusando sin fundamento”.

Medias y labios rojos

Las críticas no se han quedado ahí. Varias empleadas de la aerolínea han publicado en blogs y redes sociales que el cambio más llamativo se da en su vestimenta y no en la de los auxiliares de vuelo.

Al contrario que en el caso de sus compañeros masculinos (un elegante traje gris), para ellas hay tres modelos disponibles: traje de chaqueta con pantalón, traje de chaqueta con falda y vestido. Las de vuelo los llevan en rojo con complementos en verde; y las de tierra, en verde con accesorios rojos.

Su primera queja se refiere a las gruesas medias (verdes o rojas) que deben de llevar durante todo el año, haga frío o calor, y también denuncian las nuevas salas de maquillaje que la compañía ha instalado. Todas las empleadas están obligadas a ir bien pintadas y llevar los labios en rojo fuerte.

Asimismo, indican que deben arreglarse el pelo según reglas estrictas y dejárselo largo, puesto que el nuevo sombrero de Bilotta sólo se puede llevar con moño.

Imagen frívola y ornamental

Además, también ponen en tela de juicio las fotografías que se están utilizando en la campaña publicitaria –en la que apenas está presente la figura masculina- y hablan de instrumentalización de la imagen, afirmando que ofrece una feminidad frívola y ornamental.

Por último, critican que los uniformes se parezcan tanto a los de Eithad Airways, una compañía famosa por contratar sólo mujeres jóvenes y guapas.

En cualquier caso, los nuevos uniformes se introducirán gradualmente desde mediados de junio y serán utilizados por 5.700 tripulantes de cabina y tierra, incluyendo personal de facturación y de salón.

Inauguración de ‘Casa Alitalia’

Paralelamente a esta polémica, Alitalia acaba de inaugurar los nuevos salones ‘Casa Alitalia’ en los aeropuertos de Roma Fiumicino y Milán Malpensa, renovando por completo su estilo y servicios ofrecidos a su clientela 'first' y 'business'. El nuevo concepto –“un hogar, más que un lugar público”- ha sido materializado por el arquitecto Marco Piva.

El servicio de catering está inspirado en la enogastronomía italiana y se distingue por la presencia de una zona ‘live cooking’ en la que, dos veces al día, un chef se dedica a cocinar en directo.

A este espacio se añade un área buffet y una zona-bar dónde se pueden degustar los clásicos aperitivos italianos. Completan la oferta algunas salas vip y espacios para encuentros privados, una zona de lectura, una zona para rezar y servicios con ducha.