Las cifras que no conoces del World Routes 2017

Una imagen del World Routes de 2015.

Las cifras que no conoces del World Routes 2017

La feria atraerá a 4.000 delegados y ya tiene bloqueadas 1.700 habitaciones de hotel

Carles Huguet

BARCELONA

17/01/2017 - 06:00h

Los ejecutivos del sector de la aviación ya tienen la fecha marcada en el calendario. El próximo mes de septiembre Barcelona organizará la feria World Routes, el mayor evento del mundo para la captación de nuevas rutas y punto de encuentro entre aerolíneas y aeropuertos de todo el planeta. La capital catalana espera dar un salto todavía más lejano en la expansión internacional de El Prat.

Entre el 23 y el 26 de septiembre, la capital catalana recibirá “entre 3.500 y 4.000 delegados”, cifra Òscar Oliver, director comercial d’Aeroports de Catalunya, la entidad pública –dependiente del Departament de Territori de la Generalitat—que ha llegado a un acuerdo con la compañía UBM para organizar el evento. También colaborarán el Ajuntament de Barcelona y la Agència Catalana de Turisme.

Durante las jornadas se espera la llegada de dos tipos de ejecutivos. “Por un lado los de un nivel medio, encargados de la selección de rutas”, señala. Por otro, los verdaderamente interesantes: “un centenar de directores generales, tanto de aeropuertos como de compañías aéreas con los que se organiza un recorrido vip”, distingue.

Ante el despliegue, el gestor aeroportuario ya tiene bloqueadas 1.700 habitaciones de hotel e incluso ha reservado el Palau Sant Jordi para la cena de gala con los invitados.

La actividad se realizará en las instalaciones de Fira Gran Vía, en L’Hospitalet de Llobregat. Concretamente, en los 40.000 metros cuadrados que ofrecen los pabellones número 6 y 7 del complejo. En paralelo se celebrará el Strategy Summit, un foro en el que altos directivos de aerolíneas del planeta darán conferencias sobre el negocio aéreo.

La transparencia y claridad se torna difusa al hablar de los costes y el retorno económico para la ciudad. Si bien la principal ambición es la de llevar la conectividad de El Prat todavía más lejos, dos fuentes internas de la Generalitat reconocen que no está cuantificado el impacto para el territorio, algo que sí evalúa el Mobile World Congress antes de cada edición.

Mientras, las mismas dos voces admiten el “elevado coste” de traer la feria y firmar con UBM. Pese a que se resisten a dar cifras, utilizan expresiones como “muy caro” y “un ojo de la cara” para definir su coste.

Consultado por Cerodosbé, el Departament de Territori de la Generalitat ha rechazado ofrecer información sobre el precio de organizar el mayor evento de captación de rutas aéreas del mundo.