Los planes de All Nippon Airways en España

Varios aviones de All Nippon Airways.

Los planes de All Nippon Airways en España

La compañía japonesa planea varios vuelos chárter a Madrid y Barcelona durante el otoño mientras estudia el desembarco definitivo a ambas ciudades

Carles Huguet

BARCELONA

21/07/2017 - 05:55h

Hasta ahora, el corredor entre España y Japón solo cuenta con las naves de Iberia, que parten de Madrid con dirección Tokio. Ninguna firma nipona se ha atrevido a conectar ambos países, aunque All Nippon Airways (ANA) podría remediar la carencia en el próximo año. “Barcelona y Madrid son dos destinos muy atractivos, y son candidatos muy fuertes a ser destinos futuros de la aerolínea”, explican fuentes de la compañía a Cerodosbé.

La compañía se encuentra inmersa en un proceso de expansión por el Viejo Continente, en el que por el momento suma rutas a destinos como Londres, París, Düsseldorf, Fráncfort y Bruselas. Carece de presencia en destinos consolidados como España e Italia. “No tenemos un plan concreto todavía, pero son candidatos muy interesantes para ser un futuro punto ANA”, añaden.

Por el momento ya han comenzado a tantear el terreno y este septiembre operarán varios vuelos chárter entre distintos puntos de Japón y los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. “Serán del 9 al 30 de septiembre”, cuantifican.

Así, el segundo sábado del mes, un Boeing 777-300ER despegará de Sapporo hacia Barcelona. Aterrizado a las 17:50 de la tarde en la capital catalana, volverá a poner rumbo al país asiático ese mismo día, pero con destino a Nagoya.

Para el día 16 de septiembre, la aeronave partirá de Osaka hacia Madrid, al que alcanzará a las 17:40. Tampoco pasará noche en la capital española, pues a las 20:10 volverá a Sapporo. El 23, el avión pondrá rumbo a Barcelona desde Tokio para luego volver con dirección a Osaka.

El último de estos vuelos entrará en la ruta que ocupa Iberia desde octubre del año pasado. El Boeing de ANA saldrá el 30 de septiembre a las 22:25 desde Barajas y aterrizará en Tokio a las 18:20 del día siguiente.

Los vuelos entre Tokio y las dos grandes bases españolas parecen rentables en ambos casos. Desde Madrid, Iberia viene registrando ocupaciones por encima del 80% desde el inicio de las operaciones. Con un precio medio del pasaje inferior, la conexión con Barcelona se vislumbra como la gran oportunidad de mercado desde El Prat; en 2016, 178.000 personas volaron de forma indirecta entre ambas ciudades.