Los retos de Iberia para 2017

El presidente de Iberia, Luis Gallergo (derecha), con trabajadores de la aerolínea con el premio de Aerolínea más Puntual del mundo en 2016.

Los retos de Iberia para 2017

La aerolínea reforzará las nuevas rutas abiertas en 2016 mientras enfatizará su política de mejor servicio y rentabilidad

Carles Huguet

MADRID

20/01/2017 - 12:45h

​Los últimos doce meses han supuesto el despegue definitivo de Iberia. A lo largo de 2016, la aerolínea que preside Luis Gallego ha extendido sus tentáculos a Tokio, Shanghái, San Juan de Puerto Rico y Johannesburgo. Para este año, el objetivo es “reforzar las rutas abiertas” junto a la incorporación de Basilea al mapa de destinos de la compañía.

La operadora espera que su 90 aniversario sea un año “muy intenso” con el foco puesto en el servicio y la rentabilidad para mantener la confianza de “clientes y accionistas”. El primer ejecutivo reconoce los esfuerzos realizados en una reestructuración que, advierte, “todavía no ha terminado”.

“Somos capaces de transformar Iberia, pero todavía nos queda por hacer”, sostiene. Por ello, prepara un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a unos 1.000 trabajadores. El recorte afectará especialmente a las oficinas centrales y al área de mantenimiento de naves.

En el marco de la feria Fitur, la aerolínea recibió el premio a la compañía aérea más puntual del mundo por parte de FlightStats. La firma del Grupo IAG –que también engloba a British Airways, Vueling y Aer Lingus— registra unos índices del 88,18% de vuelos a tiempo. Su filial de bajo coste, Iberia Express, obtiene el 89,64%.

“El año que viene trabajaremos para repetir el premio”, apunta Gallego. Además de a la hora, la sociedad también quiere que sus viajeros vuelen con un mayor abanico de opciones. De este modo, la compañía ya ha empezado a introducir la nueva Clase Turista Premium, a medio camino entre la business y el gallinero tradicional.