Lufthansa incrementa sus beneficios, mantiene los temores

Aviones de Lufthansa en el Aeropuerto Internacional de Dusseldorf (Alemania)  / EFE

Lufthansa incrementa sus beneficios, mantiene los temores

Pese a los mejores resultados gracias a su política de ahorro, la aerolínea seguirá con sus medidas de ajuste

Lufthansa pone la casa en orden: tras haber acordado los salarios y pensiones de sus pilotos –y poner fin a cinco años de conflictos laborales-, anunció que en el 2016 ha tenido unos beneficios de 1.776 millones de euros, un 4,6% más que el año pasado.

El beneficio operativo se disparó a los 2.275 millones de euros (un 35,7% más); la facturación bajó levemente, un 1,2%, hasta los 31.660 millones.

Los resultados de la compañía se han logrado, en parte, por su estrategia de reducción de costes: los gastos de personal bajaron un 8,9%, hasta los 7.354 millones de euros, aunque las provisiones para pensiones subieron un 26 %, hasta los 8.400 millones de euros, pese a los acuerdos alcanzados ya el año pasado con el personal de cabina, debido a una caída de las tasas de descuento actuariales.

Otro factor de ahorro estuvo en la compra de aviones, donde se invertieron 2.200 millones de euros, un 13% menos. Pero esto no se debió tanto a una decisión estratégica como a los retrasos de las compañías constructoras, lo que permitió a Lufthansa tener un mayor flujo de caja.

Lufthansa tiene buenos resultados, pero el ajuste sigue

Sin embargo, el consejero delegado Carsten Spohr dijo que para el 2017 la empresa tendrá que bajar más los costes, porque –consideró- es la única manera de compensar la bajada de ingresos por unidad y el aumento del combustible (que representa un 15,4% de los gastos).

Spohr destacó que durante el año pasado el grupo se ha consolidado gracias a la compra de Brussels Airlines, y el acuerdo de arrendamiento de aviones y tripulación de Air Berlin, para reforzar su posición en el sector de las aerolíneas de bajo coste.

Pese a los buenos resultados, en la dirección de Lufthansa ven con preocupación que en el cuarto trimestre la facturación cayó en 75 millones de euros, un 50% más, debido a gastos extraordinarios, hasta los 7.790 millones de euros.

Los mercados están respaldando los resultados del grupo aeronáutico alemán: las acciones subían un 4,27%, hasta los 15,03 euros, en la bolsa de Fráncfort.