Norwegian exprime la fiebre de los cruceros en Barcelona

Un Boeing 787 Dreamliner de Norwegian.

Norwegian exprime la fiebre de los cruceros en Barcelona

La aerolínea aumentará frecuencias entre la capital catalana y Miami, epicentro mundial de las vacaciones en el mar

Carles Huguet

BARCELONA

30/04/2017 - 06:00h

El rumbo de los Boeing de Norwegian Air cambiará este invierno en el aeropuerto de El Prat. La aerolínea nórdica modificará su operativa de largo radio para adaptarla al frío invernal: menos playa y tecnología y más cruceros por el Caribe. Por ello, la compañía robará una frecuencia a los vuelos hacia San Francisco para otorgársela a Miami.

La ciudad del estado de Florida es la capital mundial de las embarcaciones turísticas, sede de empresas como Carnival, Royal Caribbean y Norwegian Cruises. De este modo, mientras las bajas temperaturas asolan Europa, la firma escandinava aumentará a tres el número de frecuencias hasta el cálido aeródromo de Fort Lauderdale. Las naves despegarán del Mediterráneo los martes, jueves y sábado y regresarán desde Estados Unidos los martes, viernes y sábados.

La damnificada será la ruta a San Francisco, utilizada por pasajeros de negocios en empresas tecnológicas y turistas que buscan las olas de la costa oeste americana. La demanda es menor en fechas invernales.

Mientras, Norwegian mantendrá los cuatro vuelos semanales hasta Nueva York y los tres a Los Ángeles. En cambio, no tiene intención de empezar a conectar Barcelona y Asia a corto plazo, al contrario de lo publicado en algunos medios. La aerolínea acaba de inaugurar la ruta entre Londres y Singapur y esperará a analizar los resultados antes de enfatizar el desembarco en Asia.

Tampoco será inmediata la llegada de los Boeing 787 Dreamliner a la base de la operadora en Gran Canaria para unir el archipiélago con Estados Unidos. A pesar de las constantes declaraciones de los representantes políticos de la región, el inicio de la actividad de largo radio va para largo.

La aerolínea ya tiene a la venta los billetes de invierno a la espera de realizar su primer vuelo intercontinental desde España. De momento ya ha colgado el cartel de 'no hay billetes' en algunas de las rutas durante todo el mes de julio y buena parte de agosto. Un éxito que ha convertido el mercado nacional en el segundo de más importancia para la compañía --aproximadamente 15%--, todavía por detrás de Noruega --alrededor del 31%--.

Pese a la expansión, Norwegian registró unas pérdidas de 160 millones de euros en el primer trimestre de 2017​, un 86% más que el mismo periodo del año anterior. El repunte de los precios del petróleo, el aumento de oferta en los cielos europeos y el desplazamiento de la semana santa al mes de abril han sido los grandes motivos del déficit.

Las notas positivas llegan con el descenso del coste unitario sin tener en cuenta el precio del combustible por segundo trimestre consecutivo.