Otra abuelita china arruina el motor de un avión

El vuelo de China Southern, como el reciente de Lucky Air, fueron retrasados por las monedas arrojadas en las turbinas.

Otra abuelita china arruina el motor de un avión

Una señora de 76 años arrojó varias monedas a una turbina para tener buena suerte en el vuelo

Javier (Wicho) Pedreira

Microsiervos

BARCELONA

23/10/2017 - 19:12h

La manía de las abuelas chinas de echarle monedas a los motores de los aviones en los que van a viajar ha dejado otro avión temporalmente en tierra.

En este caso fue el A319 con matrícula B-6198, que iba a llevar a cabo el vuelo de Anqing a Kumming. Durante el embarque el personal de tierra observó como una señora de 76 años echaba algo en el motor de la aeronave y al ir a mirar encontraron una moneda en el suelo.

Como la buena señora no recordaba cuantas monedas había echado tuvieron que abrir e inspeccionar el motor, lo que hizo que el vuelo saliera con cerca de 18 horas de retraso.

Lo que no está claro es si ella voló o si para cuando el avión despegó aún seguía bajo custodia de la policía.

Es el segundo incidente similar en poco tiempo que ocurre en China, ya que en junio de 2017 sucedió un evento similar, cuando un avión de China Southern fue demorado porque una señora de 80 años arrojó varias monedas al avión para tener buena suerte en el vuelo.

Por lo visto, este acto es una tradición en China que todavía sigue vigente en buena parte de su población. Además, como una metáfora del destino, la aerolínea que sufrió el retraso se llama Lucky Air (Aerolínea de la suerte).