Para Hidalgo, la imputación al presidente de AENA ''es una locura''

Juan José Hidalgo, presidente de Air Europa, en el aeropuerto de Bogotá (Colombia). | EFE

Para Hidalgo, la imputación al presidente de AENA ''es una locura''

El titular del grupo Globalia dijo que plantear el cierre de una pista en la T4 es temerario, y sería “tirar una inversión” de 4.000 millones

Cerodosbé

Barcelona

01/07/2016 - 10:19h

Las aerolíneas cierran filas en torno a José Manuel Vargas, presidente de AENA, y los cuatro directivos imputados por la justicia por desobediencia y un delito contra el medio ambiente. Tras el respaldo del titular de Iberia, Luis Gallego, ahora salió a defenderlo Juan José Hidalgo, presidente del grupo Globalia, que tiene en su órbita a Air Europa.

En Bogotá, donde llegó el primer vuelo de la aerolínea desde Madrid, Hidalgo dijo que “es una locura que estén investigando o digan que el presidente de AENA es responsable. ¿Cómo puede ser responsable de unas casas y urbanizaciones que se han hecho cuando ya existía el aeropuerto?”.

La polémica gira en torno a una causa que lleva diez años abierta, y es la denuncia de la urbanización de Santo Domingo a AENA por los ruidos que causa la pista 18R/36L. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid había sentenciado que la actividad se reduzca un 30% sobre la localidad afectada, y tras varias dilaciones, ahora se espera la confirmación del Tribunal Supremo. Aena advierte que la medida causaría la pérdida de 70 millones de pasajeros en 15 años y la desaparición de 42.000 empleos.

Para Hidalgo, si falla el Tribunal Supremo en contra sería tirar la inversión por la borda

Según Hidalgo, “sería una temeridad absoluta que le quitaran la proyección al aeropuerto de Madrid”. Y sacó la calculadora: dijo que con cuatro pistas habilitadas, se ha pasado de 90 a 120 aterrizajes por hora, pero que se podría aumentar a 140 o 160 operaciones en el mismo tiempo.

Y vaticinó que si se cierra una de las pistas, la operatividad se caería un 25%. “Para qué hemos invertido 4.000 millones? ¿Para tirarlos? Si ahora se cierra la pista larga hemos tirado la inversión” advirtió.

Para el presidente de Air Europa, la responsabilidad es de los habitantes que denuncian los ruidos de los aviones. “Todo el mundo tiene derecho a elegir si duerme o no duerme, pero creo que para buscar sitios para dormir hubiera sido más lógico haber buscado otras zonas, no al lado del aeropuerto”.