¿Por qué las ventanillas de los aviones dejaron de ser cuadradas?

A380 de Emirates. EFE/ED/Archivo

¿Por qué las ventanillas de los aviones dejaron de ser cuadradas?

El cambio llegó en 1954 en el Reino Unido y ha persistido hasta nuestros días

Cerodosbé .

BARCELONA

02/05/2017 - 13:47h

​Hoy nos parecen inconcebibles de otra forma, pero las ventanillas de los aviones no siempre fueron redondeadas. En los inicios de la aviación comercial, las ventanas de las aeronaves eran cuadradas. Una serie de accidentes obligó a los fabricantes a modificarlas hasta el formato que conocemos a día de hoy.

Como recuerda Gizmodo, en 1949 despegó por primera vez De Havilland Comet, el primer aparato comercial a reacción del planeta. Gracias a su cabina presurizada podía volar a hasta 3.000 pies de altura y a mayor velocidad que el resto de aeronaves de hélice. Gracias al reactor, el ruido para los pasajeros era casi inexistente y facilitaba los viajes intercontinentales.

De este modo, en sólo un año transportó a 28.000 viajeros y en menos de un lustro ya operaba desde Londres a Tokio, Johannesburgo y Singapur. Sin embargo, en 1954 el avión sufrió dos accidentes y segó la vida de 56 personas: dos vuelos salidos de Roma con dirección a Londres y El Cairo.

Tras los sucesos, las aeronaves fueron suspendidas y hasta el primer ministro británico Winston Churchill se implicó para resolver los misterios de ambas catástrofes. Las primeras investigaciones señalaron la fatiga de los materiales, un hecho relacionado con la presión sobre el avión.

Las pruebas determinaron que el problema estaba en las ventanas, pues la presión se agrupaba en las esquinas de los cristales. Por ello, el fuselaje alrededor de las ventanillas se partía y los aviones terminaban por explotar.

La solución llegó con el cambio de forma de los ventanales y el aumento del revestimiento del aparato.