Por qué no pueden volar los mexicanos varados en Madrid (si tienen pasajes)

Los pasajeros varados acomodan sus pertenencias. / EFE

Por qué no pueden volar los mexicanos varados en Madrid (si tienen pasajes)

Los pasajes sujetos a disponibilidad pueden permitir volar por poco dinero, pero en temporada alta es casi imposible usarlos por la falta de plazas en los vuelos

J.P.Ch.M.

Barcelona

07/08/2016 - 12:00h

Los casi 200 mexicanos que están varados en Barajas, algunos desde hace 15 o 20 días, no pueden viajar porque son portadores de billetes de avión “sujetos a disponibilidad”. Viajar, pueden viajar, pero no cuando ellos quieran, sino cuando haya espacio en el vuelo. ¿Pero cómo es que existen pasajes de este tipo?

Los billetes sujetos a disponibilidad o a espacio no son billetes comunes, son pasajes que, por acuerdos gremiales, las aerolíneas otorgan a sus empleados, y que los pueden usar personalmente, o transferir a familiares o amigos.

Mientras que compañías como British Airways son más restrictivas y piden los datos de la persona a la que se transfiere, Aeroméxico tiene una política más relajada y deja a los beneficiarios que dispongan de estos pasajes como quieran.

Aquí es cuando se abre un mercado negro de compra y venta de pasajes, a precios mucho más baratos que los de mercado. En el caso de Aeroméxico, un boleto normal desde México a Europa cuesta unos 950 a 1200 euros, depende de la temporada. En cambio, un billete sujeto a disponibilidad sólo tiene que pagar impuestos, de entre 60 y 200 euros; y en la reventa, se cotiza entre 350 y 500 euros.

Para muchas personas es una oportunidad única para poder volar, pero si se decide viajar en temporada alta, como los meses de julio y agosto, Semana Santa o Navidad, es cuando comienza la odisea: las compañías tienen derecho a vender un 10 por ciento más de sus plazas, para balancear las cancelaciones de último momento. Pero en pleno verano, los aviones vuelan llenos, y no hay huecos para ubicar a los billetes sujetos a espacio.

Además, hay pasajes de primera y segunda categoría: los que fueron expedidos a pilotos tienen prioridad por sobre los emitidos al personal de cabina o al de tierra.

Aeroméxico no se hace cargo

Y como son pasajes entregados por particulares, Aeroméxico (pero en general todas las aerolíneas) se desentienden del problema. Por ello la empresa anunció que no fletará un avión para trasladar a los pasajeros varados, y que su compromiso “es con los clientes, quienes adquirieron su boleto con la aerolínea y no a través de un beneficio de empleados, para asegurarle el traslado final”.

Las 180 a 200 personas varadas se enfrenta a una doble incertidumbre: no saber cuándo van a poder regresar, y muchos ya han agotado su dinero para pagar más noches de alojamiento y comidas.

En la comunidad Mexicanas en Madrid, a través de Facebook, piden ayuda para socorrer a los pasajeros varados, ya sea que puedan recoger o acercar a Barajas, entregando alimentos y bebidas, o dando un lugar para que puedan pasar la noche.