Ryanair amenaza a sus pilotos con reducir las vacaciones

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, no quiere desaprovechar la oportunidad para competir contra Lufthansa. EFE

Ryanair amenaza a sus pilotos con reducir las vacaciones

Además de quitar una semana de vacaciones Ryanair plantea contratar 600 pilotos más para frenar la crisis

El presidente de Ryanair, Michael O’Leary, busca una salida a la crisis por las cancelaciones de 2.000 vuelos. Y una de las alternativas que piensa presentar es reducir las vacaciones de sus pilotos, y si es necesario, sin esperar su acuerdo.

En la junta de accionistas que se realizó en Dublín, O’Leary propuso que los pilotos resignen una semana de vacaciones sobre las cuatro que les corresponden, y así poder contar con personal suficiente para disminuir las cancelaciones. Esta semana se reintegraría en enero, dijo.

Rechazo de los pilotos

En esta semana Ryanair había propuesto a sus tripulantes una compensación de hasta 12.000 euros a cambio de trabajar diez días adicionales, y que se comprometan a permanecer en la empresa por un año más.

Esta propuesta fue rechazada por varios comités de pilotos –O’Leary confirmó que en su empresa no hay un sindicato que los representen-, y a cambio pidieron que sus contratos se regulen por las leyes de sus países de origen, y no por la legislación irlandesa como es actualmente. Además muchos pilotos son contratados por medio de agencias de empleo, precisa Reuters.

Ryanair: su presidente recordó que la empresa puede reducir las vacaciones en forma unilateral

Si no hay acuerdo con sus pilotos, O’Leary recordó que la empresa puede anular la última semana de vacaciones de manera unilateral. “Si se portan mal, no habrá regalos al final”, dijo en el estilo histriónico que le caracteriza.

Otra alternativa que O’Leary puso sobre la mesa es contratar 600 pilotos más a lo largo del próximo año, para compensar el éxodo de los 140 tripulantes que se han marchado a Norwegian.

Los accionistas respaldan a O’Leary

El presidente de Ryanair reconoció que la crisis ha tenido un impacto de 25 millones de euros. Pese a estas noticias, los accionistas de la empresa respaldaron su gestión: el 99,3% de los representantes votaron para que O’Leary siga al frente de la aerolínea de bajo coste.

Sin embargo, los mercados no expresan el mismo apoyo: en la última semana Ryanair ha perdido el 10% de su valor bursátil, unos 2.000 millones de euros. La aerolínea lleva ocho sesiones a la baja, con una caída del 12,06% desde el 8 de septiembre.

Varios países de Europa investigan a la aerolínea por sus políticas que han llevado a esta ola de cancelaciones. Entre ellos se encuentra España, donde el ministerio de Fomento no descarta aplicar sanciones por hasta 4,5 millones de euros.