Ryanair baja revoluciones en España tras no cumplir los objetivos

Un avión de Ryanair espera para despegar.

Ryanair baja revoluciones en España tras no cumplir los objetivos

La aerolínea irlandesa rebaja su crecimiento en el país para el próximo invierno frente a la temporada actual

Carles Huguet

BARCELONA

31/01/2017 - 18:09h

El rey de los cielos europeos pisa el freno en España. Ryanair ha presentado este martes la operativa para la próxima temporada invernal en los dos principales aeropuertos del país con una perspectiva de crecimiento ligeramente inferior al ejercicio antecedente. Si para el invierno actual la expansión galopaba a un ritmo de entre el 15% y el 13%, para el siguiente la marcha se ralentiza hasta un 3% en ambos aeródromos.

La compañía mantendrá Barcelona como su principal mercado en la Península Ibérica. Con 6,7 millones de pasajeros transportados a lo largo del 2016, la firma irlandesa apuesta por elevar el número de asientos un 10%. Además, introducirá cuatro nuevas rutas en una instalación que suma nuevos destinos de forma prácticamente semanal: Cracovia –2 frecuencias semanales--, Luxemburgo –4 frecuencias--, Venecia –9 frecuencias— y Praga –1 vuelo diario— son las ciudades escogidas.

Un despliegue ambicioso que se torna más modesto al compararlo con el anuncio realizado el pasado enero: una subida del 13% con la inauguración de un vuelo a Sofía (Bulgaria). Sin embargo, la previsión no se trasladó a la realidad y en el pasado ejercicio tuvieron que conformarse con 100.000 pasajeros menos de los que auguraban a comienzos de año, según los datos ofrecidos por Aena.

El caso madrileño no dista del catalán. En la capital, Ryanair crecerá un 12% el próximo invierno y estrenará conexiones a Bari tres veces por semana, Glasgow y Praga, cuatro veces por semana.

De este modo, la firma irlandesa recorta un 3% la velocidad respecto a la temporada baja anterior, en la que elevó su oferta un 15% con tres nuevas rutas: Bruselas, Toulouse y Sofía. Sin embargo, los augurios volvieron a incumplirse y los 6,3 millones de clientes previstos se quedaron en 6,1.

La aerolínea ha llegado a España con buenas noticias para los viajeros. Tras conocer la rebaja de tasas del 2,2% para operar en los aeropuertos de la red de Aena​, el director de marketing, Kenny Jacobs, ha anunciado que repercutirá el descuento en el precio de los billetes. Queda por ver si compensará el previsible aumento de los precios del petróleo.