Ryanair baja sus tarifas para evitar la espantada de turistas

Un total de 400.000 pasajeros serán afectados por las cancelaciones.

Ryanair baja sus tarifas para evitar la espantada de turistas

Ryanair lanza una estrategia específica para no perder mercado tras los atentados

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

24/08/2017 - 13:07h

Ryanair no quiere perder la cuota de mercado en sus vuelos a Barcelona, y poco después del atentado del jueves pasado, la aerolínea bajó sus precios entre un 5% y un 7%. Para su consejero delegado Michael O’Leary, esta estrategia les ha servido para que el ataque terrorista no tenga un impacto negativo en sus operaciones. Actualmente Ryanair transporta a 17 millones de pasajeros desde y hacia los aeropuertos españoles.

Según O'Leary, la bajada de tarifas a destinos afectados por un atentado terrorista es una medida habitual que la compañía aplica en seguida, con el objetivo de mantener los tráficos. Así lo han hecho con París y Bruselas, precisó.

"No vemos que la gente haya dejado de viajar a Barcelona", ha agregado el máximo responsable de la aerolínea de bajo coste irlandesa, que entiende que el terrorismo seguirá afectando a Europa, pero ha señalado que no hay que vivir con miedo. “En Irlanda hemos sufrido treinta años de terrorismo" y lo importante es que la gente no ha cambiado su forma de vivir, ha añadido O'Leary.

El directivo ha precisado que el impacto sobre las reservas aéreas en Cataluña será menor que el que sufrió Bruselas, donde los ataques se produjeron en el aeropuerto, lo que provocó cancelaciones de vuelos, mientras que en Barcelona, el atentado tuvo lugar en el centro de la ciudad.

Contrataciones en Madrid

Por otro lado, el consejero delegado de Ryanair ha anunciado que la compañía ha iniciado el proceso de contratación de 250 especialistas -cuyos sueldos se situarán entre 80.000 y 100.000 euros anuales- para su centro digital y de tecnología de vanguardia Travel Labs Spain, que abrirá este otoño en Madrid.

Se trata del tercer centro de conexiones de innovación digital que inaugura Ryanair, tras los de la capital de Irlanda, Dublín, y la ciudad polaca de Wroclaw.