Salas vip (¿?) de El Prat, más bien salas cutre

La sala vip Pau Casals, en el aeropuerto de El Prat.

Salas vip (¿?) de El Prat, más bien salas cutre

Los salones para pasajeros de primera clase cambian los enchufes gratuitos por máquinas de pago que no admiten ni tabletas ni ordenadores

SERGIO CONESA

BARCELONA

19/12/2016 - 14:00h

Las sala vip de la Terminal 1, la más nueva del Aeropuerto de Barcelona, sigue cosechando críticas de servicio. En este caso, las denuncias se refieren a la falta de enchufes para poder recargar los móviles, las tabletas y los ordenadores, algo tan crucial entre todos los viajeros, y en especial entre los pasajeros de negocio.

También se ven afectados los socios de las tarjetas Priority Pass, que suelen viajar en turista pero precisan el servicio de lounge de la clase business. Aquí, una vez más, es casi más importante la conexión a internet, vía un excelente wifi, y las opciones de recargar las baterías que la comodidad del asiento.

Las fotos de la Sala Pau Casals son muy ilustrativas y demuestran la falta de enchufes de forma generalizada en la instalación. La carencia llama la atención entre los usuarios de este tipo de servicio. Un contraste con las facilidades normales a nivel internacional y en otros aeropuertos españoles.

Lo peor, denuncian, es que el aeropuerto y los gestores de la sala pretendan hacer negocio con las deficiencias del servicio y coloquen una máquina de recarga de móviles de pago junto a recepción. Solo, eso sí, para smartphones y no tabletas u ordenadores.

Algunos clientes relacionan la falta de enchufes, e incluso el precintado de ranuras existentes, con la voluntad de generar ingresos por las recargas necesarias de los usuarios en la instalación automática que funciona a base de monedas, un objetivo a años luz de lo que significa hoy dar servicio a los viajeros.