Llega el Netflix de las aerolíneas

Un Embraer Phenom 300 de Surf Air, la aerolínea de tarifa plana para ejecutivos.

Llega el Netflix de las aerolíneas

Esta aerolínea quiere romper el mercado con un modelo de tarifa plana mensual para viajar sin límites

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

08/11/2017 - 13:44h

Entre los jóvenes que querían recorrer el mundo, o al menos Europa, el Interrail ganó gran popularidad porque, entre sus billetes, había una modalidad de tarifa plana que permitía viajar sin límites durante un mes y a un coste muy accesible.

Ese mismo modelo, que a grandes rasgos es el que también propone Netflix para su plataforma audiovisual, es la que presenta la exclusiva aerolínea Surf Air: una tarifa plana mensual para viajar cuantas veces se desee por Europa.

Esta empresa estadounidense comenzó a operar hace pocas semanas en el Viejo Continente, y actualmente cuenta con bases en Luton (Londres), Zurich e Ibiza, pero antes de fin de año proyectan operar desde los aeropuertos de Bruselas, Múnich, París, Berlín y Milán.

El coste del abono mensual es de 3.500 euros al mes, aunque la compañía estudia lanzar un bono a la mitad de precio para los trayectos menores a los 600 kilómetros.

Para ejecutivos en trabajo o descanso

Obviamente se trata de un servicio dirigido a ejecutivos y millonarios, pero si un pasajero viaja diez veces al mes, cada vuelo le cuesta 350 euros, no muy lejos de lo que puede pagar por un billete de business en las grandes aerolíneas.

La ventaja reside en el tiempo: según esta compañía fundada en California en 2013, el pasajero se ahorra hasta dos horas en cada viaje insumidas por los trasbordos y controles de seguridad. Surf Air opera desde pequeñas terminales privadas, por lo que no hace falta realizar filas en el check in. Inclusive el usuario puede llegar hasta 15 minutos antes de la partida del vuelo y viajar sin problemas.

Interior del Embraer Phenom 300 de Surf Air.

La aerolínea opera con los Embraer Phenom 300 y los Pilatus PC-12, uno de los aviones privados más vendidos del mundo, que puede transportar hasta 12 personas.

Además de clientes corporativos, Surf Air también apunta al ejecutivo en sus días de descanso, por ello una de las conexiones es a Ibiza, uno de los destinos elegidos por los hombres y mujeres de negocios británicos para desconectar.

Precisamente, la llegada del “brexit” puede impulsar el negocio de Surf Air, porque si llega la temida ola de deslocalizaciones de empresas muchos directivos deberán repartir su tiempo entre Londres y otras grandes capitales europeas.

La idea de la tarifa plana no es nueva, pero otras empresas fracasaron en el intento. Actualmente Surf Air cuenta con 4.000 usuarios en Estados Unidos, y en Europa espera incrementar su flota hasta los 50 aviones.