Volotea no deja de crecer tras abandonar Cataluña

Volotea abre las bases de Bilbao, Marsella y Atenas en 2018.

Volotea no deja de crecer tras abandonar Cataluña

La aerolínea de bajo coste abre una nueva base en Bilbao y presenta nuevas rutas

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

08/11/2017 - 04:55h

Volotea continúa su expansión al apostar por conectar ciudades medianas, a las que no se podía llegar desde grandes metrópolis si no es por medio de escalas. El cambio de la sede social de Barcelona por Asturias fue una medida tomada por el consejo directivo para evitar que, en caso de una hipotética independencia catalana, perdieran los derechos de vuelo de las aerolíneas que operan en el espacio de la Unión Europea.

Sin embargo, Volotea apenas ha tenido una presencia de peso en el panorama aeronáutico catalán: se ha concentrado en ciudades como Bilbao, donde abrirá la segunda base española y la décima de su cartera.

Expansión en el País Vasco

Con la apertura llegará la convocatoria de 50 nuevos puestos de trabajo, tanto de pilotos como de tripulantes de cabina, informó la empresa, y para el próximo año, piensan ampliar la plantilla en otros 250 empleados.

Este año la ciudad vasca ha sido protagonista del crecimiento de la aerolínea: los pasajeros transportados hacia o desde esta urbe han aumentado un 260% desde enero. Para el año que viene, Bilbao contará con cuatro nuevas rutas: Málaga, Viena, Malta y Palermo.

Pero no son las únicas rutas nuevas: en abril del 2018 se presentarán las nuevas conexiones entre Palma con Lyon y Marsella. Precisamente, esta ciudad del sur francés será la base número 11 de Volotea, que se sumará a las de Asturias, Venecia, Nantes, Burdeos, Palermo, Estrasburgo, Verona, Toulouse y Génova. En total, para el año que viene se abrirán 58 nuevas conexiones, que operará entre 78 ciudades pequeñas y medianas de 13 países europeos.

Volotea fue creada por Lázaro Ros y Carlos Muñoz (actual consejero delegado), que habían sido los fundadores de Vueling. Actualmente su composición social está formada por el fondo CCMP de Estados Unidos (con un 49% del capital social), los fondos españoles Corpfin y Axis (24%) y sus impulsores cuentan con el 26% restante.

Sin salida a bolsa

Con una ganancia de 2,38 millones de euros registrada en el 2016, la compañía no ha podido concretar su lanzamiento a bolsa, que se planificaba para 2015. La inestabilidad de los mercados obligó a detener un proceso que ya contaba con los permisos del regulador. "Entraremos cuando los mercados estén más estabilizados, ahora no es un reto inmediato", lamentó el consejero delegado de la firma, Carlos Muñoz.

La salida a los mercados sería una opción en caso de concretarse la partida de Corpfin y Axis, que han barajado la posibilidad de desprenderse de sus valores, dado que ya ha terminado el período de permanencia.