Volotea rompe sus esquemas

Un avión de Volotea en el Aeropuerto de Asturias.

Volotea rompe sus esquemas

La aerolínea da el salto desde los aeropuertos secundarios a Madrid con dos nuevas rutas a Nantes y Burdeos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

20/02/2017 - 12:35h

La aerolínea especializada en conectar aeropuertos secundarios sube un peldaño. La española Volotea prepara su aterrizaje en Madrid-Barajas con dos nuevas rutas a Nantes y Burdeos a partir de abril. Un salto ambicioso tras especializarse en unir ciudades regionales que, aseguran, no hará virar la estrategia principal de la compañía.

“No es un cambio de estrategia, la esencia sigue siendo la misma, pero en destinos muy consolidados y con una elevada demanda en origen es inevitable que la conectividad crezca hasta alcanzar los aeródromos principales”, señala el consejero delegado, Carlos Muñoz, a Expansión. Con la llegada de la primavera, las naves de la firma de bajo coste volarán dos veces por semana hacia ambos destinos.

El ejecutivo, fundador de Vueling en 2004 junto a Lázaro Ros, asegura que la expansión en los grandes aeródromos será “complementaria” a sus planes de crecimiento. Además, descarta entrar en El Prat, con una extensa telaraña de destinos creada por Vueling.

Volotea prevé trasladar 4,3 millones de personas a lo largo de 2017 y alcanzar la cifra de 28 aviones: 18 Boeing 717 y 10 Airbus A319.