Vueling cierra dos bases en Italia

Un Airbus A320 de Vueling.

Vueling cierra dos bases en Italia

La aerolínea manda a Roma los dos aviones y la tripulación que mantenía en Palermo y Catania. No cancelará ninguna ruta pero sí reducirá frecuencias

Carles Huguet

BARCELONA

30/09/2016 - 23:29h

Vueling se reagrupa en Italia. La low-cost española centraliza a partir de este sábado la operativa en su segundo mercado más importante alrededor del Aeropuerto de Fiumicino (Roma).Por ello, ha decidido cerrar las bases de Palermo y Catania, las otras dos que le restaban en la Península junto con la de Florencia, desde este mismo sábado. Un recorte que no afectará a las rutas disponibles en cada instalación pero que supondrá un 'tijeretazo' a las frecuencias y un traslado de personal hacia la capital del país.

Según explican fuentes cercanas a la aerolínea a Cerodosbé, los dos aviones -uno en cada aeródromo- que la firma española tiene en la isla de Sicilia dormirán a partir de la semana que viene en la ciudad de las siete colinas. "Se trata de un movimiento para tener más aeronaves en el principal hub italiano en caso de necesidad", contextualizan desde la plantilla. "Una cuestión de prioridades", defienden.

Con el traslado, no se perderán rutas en las dos bases. En cambio, si se reducirán frecuencias. "Las salidas de primera hora y los vuelos a última hora de la noche se verán afectados", avanzan. Un golpe para el viajero de negocios, que busca vuelos tempraneros para poder aprovechar el día en su destino.

Mientras gran parte de la plantilla estaba contratada para la temporada de contrato, los trabajadores indefinidos han aceptado mudarse a la capital italiana para seguir en la operativa

Además de los Airbus, Vueling también trasladará a Roma al personal. Mientras gran parte de la plantilla estaba contratada para la temporada de contrato, los trabajadores indefinidos han aceptado mudarse a la capital italiana para seguir en la operativa. "Se ha llegado a un buen acuerdo con el personal", explican.

Pese a que los resultados no hayan sido boyantes, las cifras de Vueling en ambas bases están lejos de los números rojos. A falta de los datos oficiales del año 2016, la compañía transportó en 2015 a 5,5 millones de pasajeros en Italia. De ellos, 3,2 millones pasaron por el Aeropuerto de Fiumicino. Un 38% más -en total- que en 2014. 

A pesar del crecimiento en el país, el camino por Italia de la aerolínea presidida por Javier Sánchez Prieto no ha sido fácil

Así, la filial del Grupo IAG -que también engloba a Iberia, British Airways Aer Lingus- no reducirá su presencia en la próxima temporada. "Incluso se podría destinar nuevos aviones a la instalación italiana", auguran los empleados.

A pesar del crecimiento en el país, el camino por Italia de la aerolínea que preside Javier Sánchez Prieto no ha sido fácil. Durante el verano de 2015, las autoridades incluso llegaron a amenazar con suspender la licencia a la compañía por una oleada de retrasos y cancelaciones por culpa de un incendio en el aeródromo romano.