Vueling corta las alas a los reclamadores

Vueling passengers claiming compensation at El Prat Airport. | EFE

Vueling corta las alas a los reclamadores

La compañía consigue que se cierren varios perfiles en las redes sociales que agrupaban afectados por los retrasos alegando "suplantación de identidad"

Carles Huguet

BARCELONA

06/07/2016 - 09:00h

Surgían de hasta debajo de las piedras: Perfiles en redes sociales, especialmente en Twitter, que recogían las quejas de los afectados por los retrasos de Vueling. Fotos, mensajes y hasta algún video que reflejaban el desgobierno existente en el Aeropuerto de El Prat. Todo presentado bajo el nombre y el logotipo de la aerolínea y, de forma más o menos discreta, un enlace a una página de reclamaciones. Sin embargo, en menos de una semana desaparecieron.

El meteorito ha sido la propia compañía, que ha denunciado la “usurpación de identidad” realizada por las páginas a las plataformas. Un ejemplo era la cuenta de Vueling Afectados, en la red social de los 140 caracteres, que redirigía al reclamador aéreo Air Help. “Nosotros tenemos un canal para gestionar incidencias que es @VuelingClients, lo que hacían estas páginas era generar confusión”, explican desde la empresa.

“Utilizaban nuestra imagen de marca sin problemas e incluso facilitaban los canales por los que presentar una queja, era como si hablasen en nuestro nombre”, lamenta la compañía.

Según la compañía Gat28, más de 35.000 españoles tendrán derecho a pedir una indemnización por los retrasos acumulados desde el jueves

Las que sí que siguen activas son las páginas corporativas de estas empresas, como la propia Air Help o @vuelo_retrasado, que envía a la firma anteriormente mentada. “En este tipo de casos no hay problema, pues no se produce ninguna suplantación”, consignan.

El conflicto de las reclamaciones no es baladí. Según la compañía Gat28, más de 35.000 españoles tendrán derecho a pedir una indemnización por los retrasos acumulados desde el jueves. Compensaciones a las que tienen derecho los usuarios que sufrieron demoras de más de 180 minutos y que oscilarán entre los 250 y los 400 euros. La cantidad final que deberá sufragar Vueling podría alcanzar los 9 millones de euros de haber una demanda masiva.