Vueling culmina su semestre negro con pérdidas diez veces mayores

Avión de Vueling en una terminal aérea. / EFE

Vueling culmina su semestre negro con pérdidas diez veces mayores

La aerolínea presenta un resultado negativo de 54 millones de euros, cuando en el primer semestre del 2015 había sido de cinco millones.

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/07/2016 - 12:12h

La primera parte de 2016 ha sido un período de turbulencias para Vueling. En los resultados presentados este viernes por IAG (el holding del que participa con British Airways, Iberia y Aer Lingus), se revela que la aerolínea de bajo coste ha tenido pérdidas por 54 millones de euros, más de diez veces más que los cinco millones perdidos en el primer semestre de 2015.

Esta ha sido la primera vez que la empresa registra resultados negativos en los primeros seis meses del año, un período que si bien tiene el bajón de enero y febrero, suele remontar con el tirón de semana santa y las compras de pasajes realizadas en mayo y junio de cara a las vacaciones.

En el informe de IAG, se precisa que los costes (sin contar el combustible) han sido más altos de lo esperado por una suba de los gastos en el mantenimiento de la base operativa de Barcelona, los mayores costes de personal (su plantilla aumentó un 22,5% en seis meses) y el incremento en las indemnizaciones que tuvo que pagar por diversas incidencias, como las cancelaciones sufridas hace poco menos de un mes.

El holding calcula que entre las cuatro aerolíneas se perderán 80 millones de euros por diversas incidencias ocurridas en los últimos meses, que han llevado a cancelar más de mil vuelos. Este golpe económico, considera IAG, “afectará más a Vueling que al resto de las compañías operadoras, ya que han sido las operaciones de corto radio las que han tenido que soportar el grueso de estas incidencias”.

Anticipando la operación salida

Para poder hacer frente al recambio turístico de temporada, y evitar un colapso en sus operaciones, Vueling ha subcontratado entre diez y doce aviones diarios, informa Preferente.com, que ayudarán a descomprimir el volumen de operaciones que se esperan para los próximos días: 400 vuelos diarios desde El Prat y 700 desde otros aeropuertos.

Además, sigue en su campaña de pagar días extras a su personal para poder operar sin incidencias. El empleado que se adhiera recibirá 250 euros por trabajar dos días más, y las jornadas utilizadas serán recuperadas en la temporada de invierno, entre el 29 de octubre y el 25 de agosto.

El ministerio de Fomento, a través de la secretaria general de Transporte Carmen Librero, se reúnen día a día con las autoridades de la aerolínea para ver la marcha de las operaciones en El Prat, y analizar el plan de contingencia para hacer frente al recambio turístico. Aunque la cartera reconoce los refuerzos de medios que ha hecho Vueling, le instaron a que ponga en marcha “todos los mecanismos que permitan mejorar la puntualidad” en El Prat.

Ryanair pesca en el río amarillo revuelto

Una de las medidas que Vueling había implementado para quitar presión a los vuelos fue eliminar tres rutas nocturnas con poca demanda, a Rabat (Marruecos), Vilna (Lituania) y al aeropuerto moscovita de Sheremetievo (Moscú). Pero la compañía no había informado al gobierno catalán de esta medida, y recibió una bronca del consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull.

Como en otras oportunidades, Ryanair quiere pescar en el río revuelto de Vueling y sale al mercado a ofrecer “tarifas de rescate” a los clientes de Vueling que se vieron afectados por el levantamiento de estas rutas, a 17 euros para los que quieran volar a Rabat y a 50 para los interesados en viajar a Vilnius. La aerolínea irlandesa conecta a Barcelona con la capital de Marruecos dos veces por semana y a la lituana tres veces por semana.