Vueling desvía recursos del Reino Unido a España

Vueling ofrece un millón de plazas desde 14,99 euros.

Vueling desvía recursos del Reino Unido a España

La aerolínea cancela rutas a Leeds, Newcastle y Edimburgo para aumentar frecuencias en rutas más rentables

Carles Huguet

BARCELONA

27/02/2017 - 06:00h

Como una manta corta, Vueling destapa sus conexiones al Reino Unido para fortalecer los vuelos dentro de España. La filial de bajo coste de International Airlines Group –que también engloba a British Airways, Iberia y Aer Lingus— cancela a última hora hasta tres rutas hacia el archipiélago británico que suplirá con un aumento de frecuencias entre Barcelona y Andalucía.

La compañía ha suspendido los vuelos de la capital catalana a Leeds y Newcastle. Además, también ha guardado en el cajón la línea entre Edimburgo y París. Al capítulo de bajas se suma el trayecto que los Airbus A320 de la firma realizan entre BCN y la italiana Verona.

Según ha podido saber Cerodosbé, el adiós al póker de rutas obedece a los malos resultados, pues las conexiones distaban de ser rentables. De este modo, la aerolínea ha decidido poner punto y final a los vuelos desde la próxima temporada de verano, que comienza a mediados de marzo.

Pero Vueling no mantendrá los aviones y las tripulaciones en tierra. Gracias a las cancelaciones, la compañía pretende potenciar los vuelos entre Barcelona y el sur de España. Así, sumará entre cuatro y cinco frecuencias entre la ciudad mediterránea y Granada hasta alcanzar las cinco conexiones diarias. Además, también añadirá tres frecuencias hacia Sevilla para llegar a las siete diarias durante la temporada estival, explican desde la empresa.

Como explicó este medio en octubre, Francia se ha convertido en un destino estratégico para el crecimiento de la low-cost. Si en invierno ofertó hasta dos millones de asientos, en verano el ritmo no cesa y añadirá dos nuevas frecuencias semanales desde el Aeropuerto de París-Orly a Valencia y Mallorca (ruta en la que ya es líder).

El adiós a las conexiones británicas y al vuelo con Verona no ha sido el único contratiempo para la compañía de cara a los próximos meses. A partir de marzo, la firma también abandonará la ruta entre el Aeropuerto de El Prat y Frankfurt. La falta de rentabilidad fue, de nuevo, el detonante para la cancelación ya que el volumen de pasajeros cayó en los últimos meses.