Vueling recula (otra vez) en el Reino Unido

Un A320 de Vueling. | EFE

Vueling recula (otra vez) en el Reino Unido

La compañía anula rutas desde Birmingham, Manchester, Edimburgo y Cardiff y recorta su actividad en el archipiélago británico por segunda campaña consecutiva

Carles Huguet

BARCELONA

07/06/2017 - 06:55h

Volar con Vueling por el Reino Unido será un poco más complicado el próximo invierno. Por segunda temporada consecutiva, la filial de bajo coste de International Airlines Group –que también engloba a British Airways, Iberia y Aer Lingus— recorta su operativa en el archipiélago. Esta vez, Birmingham, Manchester, Edimburgo y Cardiff son los destinos afectados.

Según ha podido saber Cerodosbé, los aviones de la low-cost abandonarán las rutas que unen Birmingham con Tenerife, Alicante y Málaga. El recorte desde Manchester también afectará a las conexiones con Alicante y Tenerife con el añadido del vuelo al Aeropuerto de Fiumicino (Roma). Los Airbus de la operadora también quedarán apeados de la línea entre Edimburgo y Alicante a partir del próximo octubre.

Si bien no sufrirá bajas al mapa de vuelos, Cardiff verá reducidas el número de frecuencias que tiene hasta algunas ciudades españolas y de Italia.

La actividad de Vueling en el Reino Unido ya se ha visto reducida esta temporada de verano. Cómo desveló Cerodosbé, la compañía ya canceló los vuelos desde Barcelona a Leeds y Newcastle. Además, también guardó en el cajón la rutas Edimburgo-París y Ámsterdam-Manchester.

Un portavoz de la aerolínea ha admitido que las conexiones no cumplían con la demanda mínima para ser rentables durante los meses del frío. Así, ha explicado que destinará los aviones a aumentar la conectividad de “los mercados estratégicos” como “España, Francia e Italia”. En gran parte, las naves irán destinadas a rutas domésticas en territorio español.

De hecho, el anterior recorte vino acompañado del incremento de frecuencias desde Barcelona a Granada (cinco vuelos diarios) y Sevilla (siete vuelos diarios). El camino debería repetirse el próximo invierno.

Los movimientos se enmarcan dentro del plan Vueling NEXT con el que la compañía aspira a convertirse en una empresa madura. Una de las grandes líneas es el incremento de la actividad durante el inverno con el fin de reducir la estacionalidad de la operativa. Así, la firma tratará de crecer durante el frío con rutas internas en España y homogeneizará los días de la semana para ciertas conexiones para disfrutar de "operaciones más simples y estables".