Vueling y Norwegian recrudecen la batalla por Bilbao

Imagen del Aeropuerto de Bilbao. | EFE

Vueling y Norwegian recrudecen la batalla por Bilbao

Ambas aerolíneas aumentan frecuencias entre Barcelona y la capital vasca para cazar al viajero de negocios

Carles Huguet

BARCELONA

03/11/2016 - 08:00h

Canarias, Vigo, Palma de Mallorca y ahora Bilbao. La batalla entre las aerolíneas low-cost salta de aeropuerto en aeropuerto por la geografía española. En ocasiones con Ryanair y Easyjet de por medio --esta vez no--, la penúltima pugna es por dominar el aeródromo de la capital vizcaína y tiene a Vueling y Norwegian como contendientes. Ambos han apostado fuerte por conectar la instalación con Barcelona.

Las dos compañías preparan novedades para las futuras temporadas en el norte del país. Su política de precios bajos y el número de frecuencias no parece que vaya a relajarse. En el conflicto, los grandes beneficiados son los pasajeros que han visto como desde este verano, la compañía nórdica rompía el monopolio que tenía la filial de IAG en la ruta entre Loiu y El Prat.

De marcado carácter de negocios --casi tanto como el Puente Aéreo--, la ruta ha visto como Norwegian amplía de uno a tres el número de vuelos diarios entre ambos puntos para este invierno. Vueling, que cuida con especial mimo la instalación desde la época de Álex Cruz, responde y para el verano de 2017 pasará de seis a nueve frecuencias diarias. "Será la tercera conexión más poblada que tendremos a nivel nacional tras Madrid y Palma", explican.

Norwegian roza el 20% de cuota de mercado frente al 80% de Vueling

Al analizar los datos de septiembre, la realidad es que la entrada de los Boeing nórdicos no ha perjudicado demasiado a la aerolínea catalana. De hecho, sólo ha perdido 4.000 pasajeros respecto al 2015. La demanda de la ruta se ha multiplicado para pasar de 104.000 a 127.000 personas. Precisamente, 27.000 clientes son los que han volado con Norwegian.

Y es que pese a cerrar un mes de agosto con una cuota de mercado del 30% --en el que Vueling reduce el número de vuelos-- los morros rojos captan algo menos del 20% del total de usuarios. "Estamos muy contentos con los resultados que obtenemos", celebran. La ocupación es de más del 88%, diez puntos más que su competidor. "El porcentaje crecerá con las nuevas frecuencias que lanzamos el 30 de octubre", señalan.

Pero la filial de IAG --que también engloba a Iberia, British Airways y Aer Lingus-- confía en su apuesta por el número de vuelos para reafirmar su posición en Bilbao. Al tener tres aviones pernoctando en Loiu, los A320 y A321 podrán salir antes de que llegue la primera nave de Norwegian. Así, las colas amarillas prevén salir a las siete y las ocho de la mañana, mientras el primer Boeing noruego despega actualmente a las 8:10.

Vueling tiene seis frecuencias diarias y el coste del trayecto ronda los 35 euros; Norwegian tres conexiones a un coste inferior a 25 euros

Si Vueling es el claro vencedor a nivel operativo, la firma noruega es la preferida para el bolsillo de los consumidores. Cuatro meses después del inicio de la ruta, mantiene unos precios que parten desde los 18 euros para las salidas desde el País Vasco y 24 euros desde Cataluña. Unas cifras que merman la rentabilidad del vuelo, sí, pero que están compensadas con las reservas realizadas con pocos días de antelación, que pueden escalar hasta los 60 euros por trayecto.

La aerolínea catalana ofrece unas tarifas básicas que oscilan entre los 30 y los 40 euros. Si bien se ha visto obligada a bajar el coste de los billetes, su posición dominante en la ruta y el marcado carácter de negocios de la conexión, en el que el precio no es tan determinante-- le permite colocar unos importes más altos.

Lejos de terminar, la batalla por el Aeropuerto de Bilbao se dirime entre los precios y el número de frecuencias. Y los usuarios, encantados: más vuelos y más baratos.