Willie Walsh protege a Álex Cruz en la crisis de British Airways

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, en el aeropuerto de El Prat. | EFE

Willie Walsh protege a Álex Cruz en la crisis de British Airways

El mandamás de IAG defiende las medidas del español a capa y espada: "las aerolíneas que no se adaptan al mercado no merecen sobrevivir"

Carles Huguet

BARCELONA

01/06/2017 - 18:20h

Desde los tabloides sensacionalistas hasta la prestigiosa BBC, esta semana prácticamente todos los medios británicos han puesto en duda la capacidad de Álex Cruz como consejero delegado de British Airways. En la primera comparecencia desde que un error informático dejara en tierra todos los aviones de la compañía el pasado fin de semana, Willie Walsh, mandamás de International Airlines Group (IAG), ha salido en su defensa: “nadie hubiera podido capear mejor la crisis que él”.

El primer ejecutivo de la matriz de British –que también engloba a Iberia, Vueling y Aer Lingus— ha elogiado la recuperación de la operativa y ha tratado de disipar la vinculación del fallo con la externalización y deslocalización de parte del departamento de informática a la India, como habían denunciado los principales sindicatos.

También ha tenido para la prensa: “ha sido sucio tratar de culpar a Cruz de culpable”. Y para rematar: “ha hecho un gran trabajo”. Un auténtico alegato en favor del hombre al que fichó para acercar la compañía británica a las necesidades del mercado. Es decir, recortar todo gasto superfluo.

Desde entonces ha reducido personal y ha eliminado hasta los snacks gratuitos en los vuelos de corto y medio radio. En los intercontinentales, sólo un ágape sin coste. Unas medidas inevitables para sobrevivir. “Las aerolíneas que no hacen lo que el mercado quiere no merecen sobrevivir”, ha desafiado.

Una de las compañías que se ha quedado anquilosada en la aviación del siglo pasado ha sido Alitalia, hoy quebrada y en búsqueda de comprador. “No ha abordado la transformación necesaria para sobrevivir”, ha diagnosticado. No obstante, el ejecutivo ha tranquilizado sobre el futuro del sector en el país transalpino: “tanto Vueling, como Ryanair e Easyjet ya han programado mayor capacidad de la prevista ante los problemas de la firma”.