Adelson quiere más carriles en las autovías para Eurovegas

Adelson quiere más carriles en las autovías para Eurovegas

El empresario quiere ampliar la A-5 si al final el macrocasino se ubica en Alcorcón

REDACCIÓN

21/10/2012 - 14:41h

Las Vegas Sands, el grupo del empresario Sheldon Adelson, y que quiere poner en marcha en la comunidad de Madrid el proyecto Eurovegas, se ha interesado por conocer la posibilidad que hay de que la Autovía del Suroeste (A-5), conocida popularmente como la Carretera de Extremadura, y de competencia estatal, se pueda ampliar con un carril más a su salida de la capital, según han informado fuentes cercanas a la negociación.

Se trata de una de las peticiones que ha hecho la empresa norteamericana que, a día de hoy, está buscando todavía cuál es el sitio donde va a desarrollar el proyecto entre los tres terrenos propuestos: en Alcorcón, en Valdecarros (Madrid capital) o en los ofrecidos por Paracuellos del Jarama y Torrejón de Ardoz.

Varias posibilidades

En la búsqueda de la ubicación definitiva, uno de los factores que está influyendo a la compañía es la de las infraestructuras y los medios de transporte disponibles, y en el caso de que el proyecto recayera en Alcorcón, la Vegas Sands podría barajar la necesidad de ampliar esta vía que pasa por municipios como el propio Alcorcón, Móstoles o Navalcarnero.

Como carretera radial que es, el origen de la A-5 está en el Kilómetro Cero de la Puerta del Sol. La autovía propiamente dicha comienza bajo tierra a la altura de la M-30 y toma dirección suroeste hasta llegar a Extremadura. Es una autovía que tiene una longitud de 408 kilómetros, y se puede enlazar a su paso por Madrid con la M-30, M-40, M-45, M-50 y R-5.

Es una autovía que se construyó entre los años 80 y 90, dentro del plan de conversión en autovías de las antiguas nacionales radiales y permite estar en municipios del sur de la región como Alcorcón en apenas siete u ocho minutos desde el centro de la capital (Príncipe Pío o Plaza de España).

Negociaciones

Dada la importancia de esta cuestión, el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, ha estado presente en varias de las reuniones técnicas que se han producido con la empresa americana, y en ellas, el responsable de la materia ha explicado que no sería necesario realizar grandes proyectos en infraestructuras porque cuenta con una "extensa y completa".