Asturias recupera la viticultura heroica

Asturias recupera la viticultura heroica

El CSIC elaboró un estudio para recuperar las variedades autóctonas y comercializar un vino con denominación de origen

REDACCIÓN

03/01/2013 - 22:38h

Imagen de un cultivo de los denominados de viticultura heroica
La viticultura heroica ha regresado a Asturias después de décadas de olvido gracias a una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para recuperar variedades de viñedo autóctonas, clonarlas y comercializar un vino que tendrá una denominación de origen propia, la Indicación Geográfica Protegida Vinos de Calidad de Cangas.

La investigación ha servido para relanzar un sector vitivinícola competitivo que, en la actualidad, ya está comenzando a producir vinos de calidad y, sobre todo, distintos.

Producción extrema

A comienzos del siglo XX en Asturias más de 2.000 hectáreas se dedicaban a este tipo de producción aunque, progresivamente, se fueron abandonando debido a la dureza de las condiciones.

La viticultura heroica se restringe a zonas de montaña con una altura superior a los 700 metros y con una fuerte pendiente o bien a pequeñas islas donde solo se producen unas variedades de uva muy adaptadas al entorno que, según el CSIC, acaban por producir unos vinos “de gran peculiaridad”.

Un 5% del sector en todo el mundo

Este tipo de viticultura tan solo representa un 5% del sector en todo el mundo.

Con el objetivo de recuperar este tipo de producción tradicional, el CSIC comenzó una investigación en 1986. En el 91, un equipo comenzó a identificar las variedades de viñedo autóctonas de la zona de Cangas de Narcea para posteriormente clonar aquellas susceptibles de producir vinos de alta calidad.

En la actualidad, y gracias a la colaboración de los productores de la zona, de nuevo hay más de 100 hectáreas cultivadas y cinco bodegas familiares ya están produciendo y comercializando los caldos resultantes.

Oportunidad de negocio

Los productores asturianos creen que recuperar este tipo de viticultura puede generar una nueva oportunidad de negocio que supondría “una nueva alternativa” frente a otros sectores en declive, como la minería.

Curiosamente, el despegar de la minería en Asturias décadas atrás, tuvo mucho que ver en el desplazamiento de la viticultura heroica que ahora, de nuevo, toma el relevo.