Aviación Civil obliga a Barceló a inyectar seis millones a Orbest

Aviación Civil obliga a Barceló a inyectar seis millones a Orbest

El grupo mallorquín trabaja en la puesta a punto de su aerolínea

Gabriel Trindade

19/06/2013 - 02:00h

El grupo Barceló ha inyectado 5,9 millones en Orbest para ampliar su capital, según han informado fuentes de la propia compañía. La empresa mallorquina ha tomado la decisión después de que Aviación Civil se lo requiera como parte del proceso para lograr la autorización que le permita volar en España.

La operación no ha contemplado incluir nuevos socios, con lo que se ha realizado con fondos propios, han comentado los mismos interlocutores.

Retraso en la licencia

Barceló inició los trámites de regularización de los tres aviones provenientes de la filial portuguesa de Orbest. La compañía adquirió las aeronaves en el desguace de Orizonia a mediados de marzo. No obstante, el proceso se ha dilatado más de lo esperado en el tiempo, tal y como ha reconocido públicamente el consejero delegado de Viajes de Barceló, Gabriel Subías.

El directivo confiaba en tener solucionado los permisos de los tres aparatos antes de junio. Al ser en su origen de una compañía portuguesa, tienen que regularizar su documentación en España para poder volar. Sobre todo, para poder empezar a operar con el A330 en sus destinos en el Caribe.

Solución temporal

Pese a no contar con la autorización de Aviación Civil, Barceló ha logrado la manera de empezar a cubrir las rutas a Punta Cana, Cancún y Varadero que incluyen en sus paquetes vacacionales. El A330 propiedad de Orbest vuela estos días con el código CMV correspondiente a la aerolínea Calima Aviación. El acuerdo se mantendrá hasta septiembre, cuando acaba la temporada alta.

Fuentes del sector apuntan que los dos aviones A320, que se destinarán en un principio a cubrir vuelos a Canarias, aún no están operativos.

La batalla por el Caribe

Orbest es una pieza clave para tres touroperadores de Barceló: La Cuarta Isla, Jolidey y Quelónea. Las tres divisiones, que fueron lanzadas en el primer semestre del año pasado, operaban hasta ahora con vuelos regulares mediante acuerdos puntuales con aerolíneas.

Barceló competirá con Globalia y Pullmantur por el dominio del paquete turístico del Caribe. Se trata de una dura batalla ya que la competencia lleva varios años trabajando como operadores verticales. Fuentes del sector apuntan que Barceló asume un riesgo al operar con tan sólo un avión que operará los siete días de la semana. “Si el aparato sufre un retraso o no puede volar un día, puede desmontar toda la operativa”, apuntan aunque si bien reconocen que la solución sería fletar un charter.

La adquisición

Barceló adquirió Orbest y 150 agencias de viaje de Vibo Viajes por una cifra que ronda los cuatro millones de euros. La compra también supuso salvar alrededor de 1.100 puestos de trabajo de la desaparecida Orizonia.

El grupo turístico cesó sus operaciones a mediados de febrero después de que se viera incapaz de pagar la liquidación del BSP --la suma de la venta total de billetes de aerolíneas en un mes-- a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés). Globalia, que había adquirido la compañía por 45 millones y ya había realizado un primer pago, se negó a continuar invirtiendo mientras la Comisión Nacional de Competencia no autorizase la operación.