Barceló compra Orizonia tras la intervención ‘in extremis’ de Conte

Barceló compra Orizonia tras la intervención ‘in extremis’ de Conte

Pagará 20 millones menos a los ofertados inicialmente por Gabriel Subías

Ismael García Villarejo

03/12/2012 - 12:20h

La noche del domingo al lunes ha sido tensa en Barceló Viajes, que finalmente comprará Orizonia al aceptar un importante descuento sobre la oferta inicial. Las negociaciones las han cerrado directamente los co presidentes del grupo mallorquín, Simón Barceló Tous y Simón Pedro Barceló Vadell, y el primer ejecutivo de Orizonia, Fernando Conte. Hasta ahora los tres se habían mantenido al margen de los detalles de la operación, confiando en los respectivos consejeros delegados.

Según el pacto, Orizonia recibirá 40 millones en efectivo por lo que podrá evitar que el pool de bancos acreedores inste el concurso necesario. Desde este lunes, se abre un periodo de seis semanas para limitar el perímetro de la operación. Barceló Viajes estaría interesada en ciertos activos del grupo adquirido, y, por su parte, Conte gana tiempo para refinanciar la deuda. “La adquisición no sólo presenta una gran potencialidad en clave de sector, sino que permitirá cerrar con éxito una refinanciación que otorgará a Orizonia una gran solidez pese al contexto generalizado de deterioro macroeconómico", ha dicho el presidente del grupo susceptible de compra.

Presión


Con el agua al cuello, Conte solicitó a los Barceló una segunda ronda de conversaciones. El máximo accionista de la antigua filial de Iberostar, The Carlyle Group, habría avanzado este mismo fin de semana que no inyectaría la tesorería necesaria para que Orizonia atendiera los compromisos más inmediatos. Tous y Vadell se reunieron con Conte en la tarde del domingo aunque con la intención de corregir a la baja la oferta presentada por su propio consejero delegado, Gabriel Subías, pocos días antes. Tras horas de negociación, Barceló ofrece 40 millones por los activos, pero se desentiende de la millonaria deuda (574,8 millones). De hecho, la operación espera el visto bueno de los acreedores financieros y en última instancia, si se alcanza el acuerdo definitivo, de las autoridades de competencia.

Por ahora, Conte ha destacado que el acuerdo alcanzado contempla el pago "inmediato" de las nóminas pendientes al personal de Orizonia. De igual forma, ha agradecido el "ininterrumpido" apoyo de los accionistas, los empleados y el consejo del grupo turístico en los últimos meses.

Debilidad

Oficialmente, el pasado jueves, Orizonia rechazó la oferta de compra que Subías había puesto sobre la mesa para adquirir el grupo turístico, que incluía una inyección de capital de 60 millones de euros. En la madrugada del domingo, el presidente del mismo consejo de administración acepta la operación por 20 millones menos. Fuentes internas de Barceló consideran que el resultado final del pacto es la muestra más evidente de que la operación deseada por los co presidentes, la adquisición de ciertos activos de Orizonia, no era la que planteaba Subías externamente ni en la mesa de negociaciones. Los mismos interlocutores sostienen que los Barceló frenaron la operación el jueves al mediodía antes de que el consejo de Orizonia se reuniera.

El resultado final, así como la conducción de las negociaciones, habría debilitado internamente la posición del consejero delegado de Barceló Viajes, cuyo desempeño genera discrepancias en el seno del grupo. Por ahora, la saga empresarial mallorquina logra que las aguas regresen a su cauce y cumplir con las decisiones de los órganos de gobierno: absorber los pocos activos complementarios para Barceló. En el ámbito laboral, miles de empleados de Orizonia recibirán sus nóminas en las próximas horas, pero las grandes preguntas relativas a la compra de Orizonia por Barceló siguen sin resolver: ¿Confiarán Vadell y Tous en Subías para dirigir el grupo resultante?