Barcelona recluta a empresarios para su marca internacional

Barcelona recluta a empresarios para su marca internacional

Ayuntamiento y Barcelona Global trabajan en un proyecto de marketing para potenciar la ciudad

Gabriel Trindade

Barcelona

16/10/2013 - 18:05h

Marian Puig, consejero delegado de Isdin
El lobby empresarial Barcelona Global trabaja desde hace meses junto al Ayuntamiento de la ciudad y Fira (recinto ferial de la ciudad) en la creación de un consorcio para gestionar la marca Barcelona. Al frente del grupo de trabajo, se encuentra el empresario Marian Puig, consejero delegado de la firma Isdin y miembro de la la familia propietaria del grupo de perfumería Puig.

Puig no tiene aún cargo oficial y por ahora se encarga de coordinar el trabajo de Barcelona Global con el área económica del consistorio, dirigida por la segunda teniente de alcalde Sònia Recasens (CiU). Fuentes conocedoras del proyecto indican que el lobby se ha reservado varias sillas en los órganos de dirección, una vez se constituya el organismo, de nombre Agència de la Marca Barcelona, aunque el directivo no ha especificado aún qué rol quiere desempeñar.

Otras entidades que también tendrán peso en la gestión del organismo serán Turisme de Barcelona, la Cambra de Comerç, Barcelona Centre del Disseny i Acc1Ó.

      
 
El Consorcio servirá para promover la ciudad a nivel empresarial 
 
¿Qué objetivos persigue este futuro consorcio? Básicamente, el posicionamiento de la marca Barcelona en la esfera internacional para la búsqueda de inversiones y oportunidades de negocio. “Es un trabajo de marketing para promover el crecimiento del sector empresarial de la ciudad”, comentan las mismas fuentes. Su campo de actuación va desde atraer a profesionales de prestigio a los campus de innovación hasta el fomento de negocios entre empresas locales e internacionales. Todo ello, aprovechando los intangibles que se le suponen a la capital catalana.  

Además de este proyecto, el presidente de Barcelona Global, Emilio Cuatrecasas, y el alcalde de la ciudad, Xavier Trias (CiU), firmaron un acuerdo a principios de año para promover conjuntamente una red de embajadores internacionales de la ciudad. El proyecto estará sufragado en un acuerdo público-privado, pero no ha transcendido la inversión concreta de ambas instituciones.

Los embajadores serán "barceloneses de prestigio profesional" que ocupan altos cargos de responsabilidad en el exterior. Su objetivo será “trasladar las ventajas y las iniciativas que se realizan en la ciudad” e informar en círculos empresariales de que Barcelona es business friendly.
      
 
Se trabaja en la creación de una red de embajadores de prestigio
 
En el momento de la firma del acuerdo, ambas partes también mostraron su intención de crear una oficina de atención a la empresa o instaurar una free zone (con ventajas competitivas reales) para las empresas que trabajen en el ámbito de las telecomunicaciones, a raíz de la Mobile World Capital (MWC).

Barcelona Global es un lobby empresarial formado por profesionales de reconocido prestigio. La agrupación busca mejorar la competitividad de la ciudad frente a los retos económicos globales. Entre sus filas, se encuentran el presidente de Abertis, Salvador Alemany; el presidente de Agrolimen, Artur Carulla; el consejero delegado de Godó, Carlos Godo; entre muchos otros.