Boeing asegura que pilotar un avión aún es una carrera prometedora

Boeing asegura que pilotar un avión aún es una carrera prometedora

Considera que será uno de los empleos más demandados en 2030. El Sepla lo pone en entredicho

S.V.

Madrid

20/04/2016 - 12:31h

Según Boeing, entre  2016 y 2034 se crearán más de un millón de puestos de trabajo entre pilotos y técnicos

La industria aérea disfruta de buenas previsiones de cara al futuro. La globalización ha hecho que las aerolíneas incrementan sus pedidos de aeronaves año tras año para respaldar la creciente demanda de vuelos. El  mercado de trabajo en el sector se está ampliando igualmente, tal como asegura el último estudio anual del fabricante estadounidense.

Previsiones optimistas

Según este estudio, entre 2016 y 2034 se crearán un total de 1.167.000 puestos de trabajo para satisfacer las exigencias del sector. Concretamente, en las próximas dos décadas, se necesitarán 558.000 pilotos comerciales y 609.000 técnicos de mantenimiento de aeronaves.

Europa necesitará 95.000 pilotos comerciales y 101.000 técnicos de mantenimiento, mientras que Asia será el continente que más empleo requerirá, con un total de 226.000 pilotos y 238.000 técnicos.

Boeing añade que este auge del empleo se debe a varios factores, como el incremento de nuevas aeronaves con sistemas más complejos y con tamaños mayores a los actuales. Esto exigirá más de un piloto por cabina y más técnicos para el mantenimiento.

Asimismo, el fabricante indica que en los próximos 20 años serán necesarios 38.000 aviones para cumplir la demanda de los clientes, lo que viene a representar 25.000 pilotos más cada año.

Capacitación millonaria

Sin embargo, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) saca punta a los datos: puede ser que se necesiten más pilotos, pero cada vez será más caro capacitarse. Y recuerda que, para sentarse a los mandos de un avión comercial, es necesario poseer la licencia de piloto de transporte de línea aérea (ATPL, según sus siglas en inglés) y, para obtenerla, hay que tener como mínimo 18 años de edad, un nivel de inglés equivalente al Advanced de la Universidad de Cambridge y un certificado médico de clase 1.

Todas las escuelas para conseguir la licencia son privadas. Ésta puede lograrse a través de un curso integrado o uno modular. En el integrado, se obtienen todas las licencias previas (piloto privado y piloto de línea) en un sólo curso de aproximadamente un año y medio de duración, mientras que en el modular se van obteniendo una a una, por lo que se requiere un tiempo estimado de tres años. El sindicato calcula que el desembolso para obtener esta licencia ronda los 150.000 euros.

El Sepla critica también la precarización que está viviendo un sector en el que antes un piloto obtenía unos emolumentos superiores a los 100.000 euros anuales y ahora apenas llega a los 40.000. "Actualmente los pilotos sólo suponen el 5% del gasto de las compañías aéreas, sólo les interesa ganar más dinero", precisa su presidente, Javier Gómez Barrero, quien califica las previsiones de Boeing como "muy optimistas" y advierte de que "no se van a cumplir".