Boí Taüll crece un 10% en pleno concurso de acreedores

Antonio Domenech.

Boí Taüll crece un 10% en pleno concurso de acreedores

El incremento de visitantes suple el gasto medio que ha caído respecto a la temporada anterior

Ramón Roca

19/03/2013 - 20:45h

La estación de esquí Boí Taüll recupera poco a poco la normalidad. Esta campaña invernal ha facturado un 10% más respecto al año anterior, a pesar del retraso en la apertura.

La familia Nozar, accionista del resort de turismo de nieve y montaña, ha colocado al consejero delegado como director general del resort. Además, ha contratado al grupo Beitreben Hospitality, que también gestiona el complejo hotelero en Panticosa (Pirineo oscense), para que colabore en la comercialización de la estación. El consejero delegado de Beitreben Hospitality, Antonio Domenech, asegura que “el balance es muy positivo” en la estación de esquí catalana, sobre todo, por el proceso concursal.

Más visitantes, menos gasto

El crecimiento de Boí Taüll se ha obtenido principalmente en los meses de febrero y marzo. El retraso en la apertura le hizo perder competitividad respecto a otras grandes estaciones. “A pesar de ello, estamos en el crecimiento medio del sector”.

Los clientes jóvenes son los que más han acudido a las pistas de la estación. El número de visitantes ha aumentado bastante respecto a 2011. “El incremento de visitas ha suplido la caída del gasto medio por visitante”, afirma Domenech.

Concurso

La estación de esquí cerrará las pistas el próximo 31 de marzo. La dirección asegura que Boí Taüll se podría mantener abierto alguna semana más, pero “por razones organizativas hemos decidido finalizar la temporada tras la Semana Santa”.

El complejo entró en concurso de acreedores el año pasado. A finales de 2012, los propietarios, Nozar, acordaron una refinanciación de la deuda con el 73% de los acreedores, entre los que se encontraba Bankia.

Verano

“El proceso todavía no se ha solucionado del todo, esperamos llegar a un acuerdo con el resto de bancos en los próximos dos meses”, explica Domenech. “Ahora se está negociando y confiamos plenamente en la continuidad del proyecto”. Además, quieren preparar con tiempo la temporada del próximo año.

El consejero delegado de Beitreben Hospitality afirma que Boí Taüll abrirá sus puertas este verano. “Con el concurso, el año pasado no se abrió, pero este verano sí lo vamos a hacer”.

Panticosa

La compañía dirige también el complejo turístico de la estación de esquí de Panticosa (Huesca). No gestiona las pistas, pero sí los hoteles, spa y otros establecimientos. La facturación en Panticosa ha aumentado un 40% respecto a 2011. “Ha sido un año extraordinario”, señala Domenech. Han realizado una serie de inversiones en las instalaciones que han atraído a más visitantes de lo que esperaban, sobre todo, de Madrid y Francia.

En definitiva, el sector del esquí está de enhorabuena. El incremento de visitantes a las estaciones españolas ha sido espectacular. “Hemos pasado de 4,5 millones en 2011 a seis millones esta temporada”, destaca el directivo.