Botín sueña con que España se convierta en la "Florida de Europa"

Ana Botín durante su intervención en la 15ª edición de la Cumbre anual del Consejo Mundial del Turismo (WTTC) de Madrid

Botín sueña con que España se convierta en la "Florida de Europa"

La presidenta del Santander conmina a las empresas españolas a que exploten mejor los datos de sus clientes

David Placer

en Barcelona

16/04/2015 - 17:11h

Ana Patricia Botín tiene un sueño: que España se convierta en la Florida de Europa. La heredera del imperio que levantó su padre Emilio expresó su deseo este jueves en la máxima cumbre del turismo mundial de que España que se celebra esta semana en Madrid.  

Y es que Ana Patricia, que leyó el discurso que llevaba preparado en una carpeta roja, seguramente no estaba pensando en los cafés de Miami Beach ni en los parques temáticos de Orlando, sino que se refería a las multinacionales y la banca estadounidense que han basado desde Florida su conquista a Latinoamérica.

"Para lograr ser la Florida de Europa tenemos que ser capaces de utilizar la big data, los datos de nuestros clientes actuales y potenciales. Tenemos más información que nunca para saber lo que quieren los clientes, para personalizar servicios", explicó Ana Patricia en fluido inglés para la audiencia internacional. 

La banquera internacional

La presidenta del Santander también marcó su propio estilo. Ana Patricia no luce ese bronceado de cazador del padre y se despide de la audiencia besando la palma de su mano y mostrándola al público. Don Emilio probablemente se atrevería a opinar de la situación política de España, de la irrupción de Podemos y Ciudadanos y de la recuperación económica, pero la heredera no entró en ese barrizal.  

Ninguno de estos asuntos fue mencionado por la universal Ana Patricia, que se limitó a hablar de la necesidad de afrontar los cambios empresariales que exige la nueva realidad tecnológica tanto en la industria turística como en la bancaria. Preocupada por lo que pasa en el mundo, también se mostró entusiasmada por el aumento de las clases medias, no en España, sino en Asia y en América Latina.

Los elogios a Madrid

"Nos tenemos que olvidar que no podemos competir en un entorno mucho más tecnológico. Tenemos que ser multicanal. Todos los equipos y todos los trabajadores deben tener permiso para innovar. Nosotros tenemos una unidad creada para ese fin y que se conecta con todos los departamentos del banco", dijo la presidenta que concluyó su discurso en castellano. 

La mujer más influyente de España quiso destacar las posibilidades de España en un mercado global con 500 millones de hispanoparlantes y también tuvo unas palabras de elogio para el crecimiento turístico de Madrid, cuya afluencia en turistas ha crecido 19% este año, un ritmo que le ha permitido volverse a colocar en el mapa turístico internacional, ése de donde Florida nunca ha salido.