Bruselas estudia eliminar los visados a los chinos para alentar el turismo

Bruselas estudia eliminar los visados a los chinos para alentar el turismo

Se requiere una política más flexible que no interfiera en los flujos turísticos y un apoyo financiero adecuado, según afirma el vicepresidente de la Comisión Europea, responsable de Industria, Antonio Tajani. Según datos de la OMT, este mercado podría generar 100 millones de viajes al año en 2020

Carolina Pérez San Gregorio

11/10/2011 - 11:22h

El vicepresidente de la Comisión Europea, responsable de Industria, Antonio Tajani, ha iniciado un estudio para comprobar la viabilidad de eliminar en la Unión Europea la obligatoriedad de visado para los turistas de origen chino, e atraer así un mercado que, según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), podría generar 100 millones de viajes al año en 2020.

Antes de final del año, Bruselas prevé firmar una declaración conjunta con la Administración Nacional de Turismo de China (CNTA) que será el comienzo de una fructífera cooperación para la industria turística europea y la mejora de los contactos bilaterales.

China es actualmente el tercer mayor mercado emisor con aproximadamente 54 millones de viajes en 2010, el 13 % más que en 2009; un incremento que se suma al aumento del 12 % en 2008 y al 4 % de 2009. Además, los datos revelan que los turistas chinos que salieron del país gastaron alrededor de 55.000 millones de dólares, superando así a Reino Unido, convirtiéndose así en el tercer país de origen en términos de gasto en viajes al extranjero.

Según análisis realizados sobre la tipología del turista chino, se ha percibido que su deseo cuando viaja a Europa es, aprovechando la cercanía, conocer cuantos más países mejor y una fuerte tendencia al turismo de compras, aunque no desean gastar en exceso en hoteles, comida y transporte.

Flexibilidad de entrada y apoyo financiero

“Para garantizar la posición de Europa como destino turístico número 1 en el mundo, tienen que darse dos aspectos cruciales. Por un lado, una política de visados ​​más flexible y que no interfiera en los flujos turísticos, excepto para las cuestiones de alta seguridad, y por otro lado, un apoyo financiero adecuado tanto a nivel europeo como a nivel nacional y regional”, ha asegurado Tajani.

Para llevarlo a cabo, el comisario ha informado en la reciente reunión informal de ministros de Turismo celebrada en Cracovia de la puesta en marcha de una ‘task force’ con expertos en visados, competencia dependiente de la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, y de su propio departamento.

Bruselas considera que, sin perder la colaboración en las fronteras exteriores, los Estados miembros pueden trabajar hacia una mejor gestión de las solicitudes de visados a través de la creación de plataformas conjuntas para la gestión de estos documentos de viaje. “No es la intención de la Comisión ir más allá de las bases del Tratado de Lisboa y anular los poderes de los Estados miembros en este ámbito. Con todo el respeto al principio de subsidiariedad, queremos contribuir a la promoción de Europa y, por lo tanto, aumentar el número de llegadas de turistas internacionales en mercados de terceros países, especialmente a través de acciones conjuntas entre la Comisión, los Estados miembros (y los países candidatos) y la Oficina Nacional de Turismo, y en estrecha colaboración con la Comisión Europea de Turismo”, ha señalado.

Reafirmarse a través de sus productos

Según Tajani, “no se pretende sustituir o duplicar los esfuerzos promocionales de los distintos Estados miembros y sus regiones”, pero Europa debe reafirmarse a través de productos turísticos transnacionales y ofrecer la diversidad de los turísticos naturales, culturales, históricos, eno-gastronómicos de sus países.

“Tenemos que trabajar hacia una mejor visibilidad del destino Europa en los mercados emergentes de terceros países, especialmente los países BRIC que han experimentado un fuerte crecimiento en la última década, hasta el punto de que se han convertido en el principal factor del desarrollo del turismo internacional”, sostiene el comisario. Se estima el potencial de los países emergentes en alrededor 2 millones de turistas de China, India y Brasil durante los próximos dos decenios.

Tajani considera además “esencial” que los gobiernos presten apoyo financiero adecuado a los planes para dar una mejor visibilidad a Europa y su promoción. Así, ha reclamado a las capitales que sean generosas tanto en el corto plazo, para el período 2012-2013, en el marco del actual "Programa de Emprendimiento e Innovación" y, a largo plazo, más allá del actual periodo presupuestario, para que la política europea de turismo pueda contar con fondos propios en el marco financiero plurianual 2014-2020.

Turismo para combatir la crisis

Teniendo en cuenta la grave crisis que atraviesa la Unión Europea, el Ejecutivo comunitario cuenta con que el turismo es un motor del desarrollo económico, tiene un gran potencial para contribuir al crecimiento y está generando un gran porcentaje del PIB y el empleo total en la UE. Exactamente hasta el 10% del PIB y el 12% del empleo en los sectores relacionados. Asimismo, Europa ha visto un incremento en las llegadas de turistas internacionales de un 6% en el primer semestre de 2011, en comparación con el mismo período del año anterior. Y eso, que los nacionales de los países emergentes soportan importantes trabas para viajar a los Estados miembros. “La consolidación de la imagen y la visibilidad de Europa y, sobre todo, la increíble diversidad de paisajes del turismo europeo, temáticas y productos transfronterizos (…) es el secreto que permitirá que Europa mantenga su posición como número 1 de los destinos turísticos en el mundo”, ha afirmado Tajani.