Bruselas simplificará los visados para rusos y chinos

Bruselas simplificará los visados para rusos y chinos

La Comisión cambiará la normativa a finales de año con el objetivo de atraer más viajeros

En los últimos cuatro años, el número de visitantes rusos y chinos se ha duplicado en la Unión Europea. El turismo procedente de estos países emergentes supone un empujón para muchas economías del viejo continente, afectadas por los estragos de la crisis económica. La Comisión Europea trabaja para mantener esta tendencia y a finales de año espera simplificar los trámites para expedir visados.

“Muy a menudo, existen problemas para obtener visados, lo que supone un freno para el crecimiento económico”, explica el organismo en un comunicado. La modificación de los protocolos de extranjería eliminarán varias trabas, pero siempre “manteniendo el nivel de seguridad adecuado”.
      
 
Los trámites aún son lentos: requieren de citas presenciales y documentación traducida
 
Bruselas indica que muchos turistas tienen problemas por la lentitud del proceso, la necesidad de estar de cuerpo presente en citas con los diplomáticos, o las exigencias de documentación correctamente traducida y compulsada.

Los ingresos crecerían en 60.000 millones

Los países europeos conocen bien estos mercados. Sin ir más lejos, España incrementó su cuerpo diplomático en Rusia para agilizar los trámites de visados de varios visitantes de países del este. Pero no es el único. Polonia ha implementado un sistema de visados exprés desde la Eurocopa de 2012 e Italia ha aumentado su cuerpo consular en China, hasta tal punto de que se ha duplicado el número de visas autorizadas.

El gobierno comunitario afirma que Europa podría recibir 46 millones más de turistas internacionales en 2015 --se estima que el continente recibe 500 millones de viajeros al año--, lo que significa unos 60.000 millones de euros más (actualmente, el gasto turístico en Europa se sitúa sobre los 400.000 millones).