Caixabank adelgaza Isla Mágica para venderlo cuanto antes

La atracción Jaguar de Isla Mágica

Caixabank adelgaza Isla Mágica para venderlo cuanto antes

La dirección y los sindicatos inician el día 8 la negociación de un nuevo plan de viabilidad, incluido un expediente temporal

Caixabank pone a régimen a Isla Mágica. La entidad que preside Isidro Fainé quiere adelgazar el parque temático de Sevilla para poder venderlo cuanto antes. El objetivo es hacer viables las instalaciones de ocio para así poder traspasar la participación del 82,78% que posee tras hacerse con Banca Cívica. Además, se daría continuidad al proyecto y no se cerraría Isla Mágica. “El futuro del parque está garantizado”, explican fuentes cercanas a la entidad.

Se trata de un activo no estratégico, que como hizo con algunos activos de Port Aventura, lo venderá en cuanto pueda. Para ello ya ha puesto en marcha el proceso al contratar los servicios de una empresa especializada, AZ, que busca compradores, sobre todo, en el extranjero.

Negociación

El plan de viabilidad de Isla Mágica incluye un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) así como una reducción de los días de apertura. La presidenta del comité de empresa, Ana Pérez Luna (UGT), ha asegurado tras una reunión con la dirección de la empresa gestora Parque Isla Mágica (Pimsa) que la negociación se iniciará el próximo día 8, fecha confirmada por el director general, Antonio Peláez, y que tratará estos dos asuntos.

“Hemos quedado el día 8 para presentar las distintas propuestas a los representantes de los trabajadores, y me parece inoportuno que ya se esté hablando de ERTE por parte de los sindicatos”, asegura Peláez a este diario.

Empleo de temporada

Actualmente, Isla Mágica tiene contratados a 80 trabajadores de manera fija (45 continuos y 35 durante los meses de apertura) además de 270 temporales por horas. En verano, cuando el parque temático está en temporada alta, Isla Mágica da empleo a 425 personas directamente, a las que habría que sumar otras 200 personas de subcontratados al tener la mayoría de los servicios externalizados. En total, tiene puntas de más de 600 trabajadores en las instalaciones.

El objetivo es reducir el número de jornadas de apertura. Peláez explica que tras 15 años de existencia se conocen perfectamente cuáles son los días en los que el parque es deficitario. Teniendo en cuenta que la mayoría de los trabajadores son temporales, buena parte de la plantilla se verá afectada en el ERTE, aunque no todos por igual ya que hay trabajadores por horas y otros de temporada.

Compensación

Isla Mágica no ha sido rentable en sus 15 años de historia. El plan de viabilidad es una prioridad de Caixabank y es por ello que la dirección del parque está estudiando todas opciones posibles para que “el ajuste sea lo menos traumático posible”, dice Peláez. Para ello, están explicando a los empleados la verdadera situación del parque.

Garantías

Asimismo, la representante sindical ha señalado que "a cambio" del sacrificio que hará la plantilla, reclaman "garantías" para que Caixabank asuma a todos los efectos la gestión del negocio hasta consumar su venta, así como el compromiso de que la regulación de empleo y la reducción del calendario de apertura sean sólo un "escenario transitorio".

A pesar de que el parque ahora está paralizado a la espera de un acuerdo entre dirección y trabajadores de cara a la temporada 2013, el futuro está garantizado por los principales accionistas. Además, Isla Mágica ultima una inversión para cuando se estabilice el mercado. Se trata de un área complementaria, con zona para eventos y convenciones, hoteles y otros servicios de ocio que darían a Isla Mágica el empujón suficiente para hacer rentable el parque. “Es lo que nos falta”, dice Peláez. Pero lo primero, es la reestructuración.