Colau dice que los manteros no pertenecen a mafias ni molestan al pequeño comercio

Colau dice que los manteros no pertenecen a mafias ni molestan al pequeño comercio

El Gobierno municipal detecta un auge del fenómeno y elabora un plan reinsertar a los senegaleses del 'top manta' en "mercados de venta ambulante legales"

Leonor Mayor

en Barcelona

19/10/2015 - 22:07h

Los manteros se agrupan en la zona del Puerto como muestra la imagen tomada el domingo.

El top manta se ha extendido en Barcelona desde la llegada a la Alcaldía del equipo de Ada Colau el pasado mes de mayo. Muchos manteros, atraídos por los rumores de una cierta permisividad, se han instalado en la capital catalana procedentes de otros puntos de Cataluña. El propio Ayuntamiento reconoce que "este verano ha habido un aumento de personas dedicadas a la venta ambulante en la ciudad" en un informe que ha hecho llegar a los concejales de la oposición.

Eso vendedores, la mayoría senegaleses, se instalaron en principio en la zona de paseo de Gràcia, pero más tarde surgió el rumor de que en la área del Puerto no opera la Guardia Urbana y se trasladaron junto al mar. Ahora, aquella parte de la ciudad está repleta de manteros. El Ayuntamiento calcula que hay unos 400 en toda Barcelona, pero también asegura que no perjudican al pequeño comercio y que no pertenecen a mafias organizadas.

http://www.02b.com/es/img2/2015/10/manterosdefinitiva-22851.jpg

Daño mínimo al comercio tradicional

"El daño que puede causar esta modalidad de comercio frente a las tiendas tradicionales es más bien mínimo", indica el citado informe municipal, que ha sido elaborado por la segunda teniente de alcalde, Laia Ortiz, después de reunirse con los manteros, con la asociación de residentes senegaleses en Cataluña y con algunos mandos de la Guardia Urbana. Precisamente, es esa asociación senegalesa quien "desmiente" que detrás de la práctica del top manta exista "una estructura de redes organizadas o la presencia de mafias".

La jefa del grupo municipal de ciudadanos en el Ayuntamiento, Carina Mejías, discrepa de las conclusiones de Ortiz. Mejías se ha reunido con asociaciones de comerciantes que lamentan que la actividad de los manteros les reste clientela. La concejal de Ciudadanos explica que los vendedores de artesanía del área del Puerto "están más que molestos" con esta situación, ya que ellos sí pagan impuestos por abrir sus chiringuitos.

Productos de perfumería y cosmética

El malestar, añade, ha llegado incluso a las grandes superficies, porque en el top manta se empiezan a ver productos procedentes de hurtos como perfumes o cosmética, que hacen la competencia a las tiendas grandes, medianas o pequeñas en sus propias narices.

De momento, Ortiz propone un plan que permita a estas personas pasar a formar parte de la economía legal, quizá contemplando "la posibilidad de acceder a lugares de venda regular en los mercados de venta ambulante legales que existen en la ciudad". También plantea que los manteros puedan acceder a programas mixtos de trabajo y formación que les permitan salir de su actual situación de irregularidad. Sus propuestas se debatirán el jueves con los grupos de la oposición.