Competencia expedienta a Halcón Viajes y Barceló por los viajes del Imserso

Competencia expedienta a Halcón Viajes y Barceló por los viajes del Imserso

La CNMC considera que las agencias han ejercido prácticas anticompetencia durante los últimos 15 años

Redacción

Barcelona

07/08/2015 - 19:12h

La CNMC tiene en el punto de mira las adjudicaciones de los concursos del Imserso.

Los viajes del Imserso continúan dando de sí. Este viernes se ha hecho público que Mundiplan (la UTE de Halcón Viajes) recurrirá la adjudicación de 2015-2017. No es la única novedad. Horas más tarde, Competencia ha anunciado un proceso sancionador contra Halcón Viajes y Barceló por haber estado repartiéndose los trayectos para jubilados desde hace 20 años. El organismo cree que pueden haber incurrido en prácticas anticompetitivas, por las que ya fueron multados el año 2000.

Las agencias, junto con Viajes Marsans y Viajes Iberia, crearon una UTE (Unión Temporal de Empresas) asociada a Mundosocial, que resultó la única licitadora al concurso a partir de 1998/1999. Hasta la temporada 2014/2015, esta agrupación fue la adjudicataria de todas las convocatorias. Hasta este año, que se han presentado por separado.

"La CNMC ha constatado cómo las empresas constituyeron el pacto previo de presentar todas la misma oferta al concurso público y acordar su ejecución conjunta, cualquiera que fuera su resultado, por la creación innecesaria de una UTE", explica en un comunicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Las prácticas "prolongadas durante 20 años", han motivado la apertura de un nuevo procedimiento "y la imposición de una nueva sanción", aunque no ha sido cuantificada. 

La segunda sanción

El antiguo Tribunal de Defensa de la Competencia multó en el 2000 a las cuatro compañías por presentar ofertas iguales al concurso de adjudicación. Todos presentaban ofertas idénticas, por lo que obtenían la misma puntuación y se repartían la ejecución de los viajes.

El acuerdo se saldó con multas de 829.396 euros para Halcón y Barceló, 1,23 millones para Iberia y 721.214 euros para Marsans. Además, la Agrupación que crearon entre las cuatro empresas recibió un castigo de 901.518 euros. Fueron abonadas entre 2006 y 2009.