Competencia investiga un presunto cártel en las agencias de viajes

Competencia investiga un presunto cártel en las agencias de viajes

Busca posibles prácticas irregulares, como la fijación de precios, que podrían acarrear multas económicas

C.N.

27/09/2012 - 18:49h

Escaparate de una agencia de viajes
Mano dura contra la concertación de precios entre las agencias de viajes. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha iniciado esta semana la investigación de posibles prácticas anticompetitivas en varias compañías minoristas en España, que aún no han sido identificadas.

La noticia ha pillado por sorpresa a muchos empresarios, que desconocen los motivos y la procedencia del denunciante, el cual ha desencadenado que la CNC busque información al respecto, según fuentes del sector.

Condiciones comerciales especiales

En concreto, este miércoles 26 y jueves 27 de septiembre, inspectores de Competencia han examinado las sedes de varias compañías. El organismo público ve indicios de que se están pactando tarifas, entre otras actividades irregulares, según informa en un comunicado.

“Existen sospechas de posibles prácticas anticompetitivas en este sector, consistentes en la fijación, de forma directa o indirecta, de precios y de otras condiciones comerciales o de servicio, así como en la limitación en la distribución en la totalidad del territorio español”, indican las mismas fuentes.

Multas de hasta el 10% del negocio

La institución advierte, sin embargo, que las inspecciones suponen un paso preliminar en el proceso de investigación de la supuesta conducta anticompetitiva y “no prejuzgan” el resultado de la investigación ni la culpabilidad de las empresas inspeccionadas.

Si las conductas se llegasen a considerar como una infracción “muy grave”, la multa supondría hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras en el ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de la sanción.

Competencia asegura en la nota que la investigación de cárteles supone una de sus prioridades de actuación, dada la especial “gravedad” de sus consecuencias sobre los consumidores.